[email protected] entrevista al comisario Luis Godoy: “Venezuela explota”

Conversaciones hizo una cita con el comisario Luis Godoy, exjefe de Homicidios de la extinta Policía Técnica Judicial (PTJ). Fue directo al grano: “Los ataques con granadas a estaciones policiales y a una comisión de PoliBaruta solo pueden calificarse como terrorismo”.

Conversaciones con Nitu Pérez Osuna | El Venezolano (Panamá)

¿Terrorismo así, a secas?

Son actos violentos de terrorismo. No hubo hechos de sangre con la sola excepción de PoliBaruta, porque todo estuvo orquestado y planificado, a mi juicio, por un mando único capaz de coordinar acciones similares en varias regiones. Los ataques ocurrieron de noche, cuando hay muy poco personal, porque la idea fue amenazar y enviar un mensaje a la policía “nosotros estamos aquí, armados y bien armados”.

¿Un mando único? ¿Delincuencia organizada?

En estos últimos 16 años el Gobierno ha permitido la formación de grupos de delincuentes que han ido parcelando las ciudades, sectorizándolas, para instalar gobiernos paralelos donde ellos imponen su ley.

¿Operación para la Liberación del Pueblo (OLP) no pretende precisamente el desmantelamiento de bandas?

Luego de más de 20 planes de seguridad, la administración de Maduro implementa ahora la llamada OLP. Ese operativo “tocó” a algunos delincuentes que en los enfrentamientos resultaron abatidos. La respuesta de sus aliados fue arremeter con armas de alto calibre y a punta de granadas contra las sedes policiales. Y yo pregunto ¿de dónde salen esas granadas? El único autorizado para importar fusiles y granadas y distribuirlas a través de la Fuerza Armada Nacional es la Compañía Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM). Yo no quiero decir con esto que las Fuerzas Armadas están de manera deliberada armando a estos delincuentes. Yo lo que digo es que quien las tiene es esa institución militar.

No los arma, entonces ¿cómo y dónde las consiguen?

Hay denuncias importantes. Cuando se adquirieron las kalashnikov, fusil de asalto para las fuerzas armadas que sustituyó al FAL, un parque entre 600 mil y 800 mil unidades fueron descartadas, pero nadie sabe dónde está ese armamento. A algunos grupos de delincuentes se les ha visto con FAL. Decir que el Gobierno se las entrega no sería responsable de mi parte, pero el único que tiene posibilidades de suministrar armas largas en Venezuela son ellos.

Entonces, el Estado venezolano nos debe una exhaustiva investigación sobre cómo ha terminado ese armamento de largo alcance en las manos de los delincuentes.

Durante los ataques a sedes policiales agarraron a varios. Así que estos delincuentes te aseguro que hablaron. Los cuerpos policiales tienen la información proporcionada por los detenidos y conocen la procedencia de las armas utilizadas. Pero nadie nos ha dicho este armamento vino del parque tal o cual. Por lo tanto, se puede especular cualquier cosa.

¿Por qué no lo dice la directiva del CICPC?

Por instrucciones de arriba. Es que la profesión del militar y la del policía son completamente diferentes. El militar está formado para enfrentar una guerra, todo lo que maneja es secreto. Los trapitos sucios se lavan en casa. Ese es el principio fundamental de los militares que gobiernan este país desde hace 17 años. El actual presidente es civil, pero esta manejado y comandado por militares. Todo lo ocultan.

¿Lo de las granadas?

Las vende alguien de adentro del mundo militar, no necesariamente es un superior, pero es de allí, y no lo dicen porque están tapando a alguien.

La administración de Maduro no ofrece cifras de muertes violentas en el país. ¿Usted posee algunas?

Cifras extraoficiales que arrojan hasta hoy y para este año, un número de 25 mil 200 muertes en forma violenta. El 2014 arrojó 24 mil 870 muertes violentas, esto nos habla del aumento de la criminalidad en el país.

¿Cuántos homicidios se esclarecen?

Policialmente hablando, un número por debajo de lo que se lograba en otras épocas. Pertenecí a la PTJ en la que resolvíamos 85 % de las muertes violentas, identificábamos a los asesinos, los capturábamos y cuando no, quedaban “solicitados”. En la actualidad, la no resolución de los casos está por 85 %. La otra cifra es la judicial, es decir, cuántos son sentenciados por el delito de homicidio; pues no llega a 2 % o 3 %. Esto revela la total impunidad.

Se comenta que desde las cárceles se planean todo tipo de delitos

Las cárceles se han convertido en centros de operaciones de las bandas más temidas y sus jefes, llamados pranes, operan desde ellas. Esto no había ocurrido antes. Son los pranes quienes permiten la entrada o no de visitas a las penitenciarías. Son ellos quienes pagan la construcción e instalación de discotecas y piscinas dentro de las penitenciarias. Los pranes son los dueños y la autoridad.

Si no se puede controlar la delincuencia en un recinto penitenciario ¿cómo controlar la que está en las calles?

Estamos en un país bizarro en el cual alguien por emitir opinión está preso, como Leopoldo López; a alguien por entrevistar, casi lo meten preso, como César Miguel Rondón, y tenemos a la delincuencia violenta involucrada en delitos como homicidios, secuestros y robos que están libres, en las calles. El Gobierno creó unos tribunales para acelerar los procesos judiciales dentro de los centros de reclusión y lo que hizo fue liberarlos.

17 años bajo la autoridad militar. Quiero conocer su opinión acerca de algunos estudios de opinión que revelan que más de dos tercios de los venezolanos evalúan negativamente a la Fuerza Armada Nacional.

Por primera vez se ve esto en el país, pero se lo han ganado, o al menos los mandos altos y medios. No olvidemos que los cubanos intentaron invadir por Machurucuto, desestabilizar la democracia, causando bajas de oficiales y tropa venezolana y ahora los militares les permiten a los cubanos que manden en este país. Por eso te digo que el desprestigio que sufre hoy el sector militar se lo ha ganado. La Fuerza Armada fue una institución respetada y reconocida en el país. Ojalá y corrijan.

Finalmente, comisario, si cambia el Gobierno, ¿hay cómo enfrentar el hampa con éxito?

El Gobierno cambia y el que venga se aferra al cumplimiento de la constitución y las leyes y todo comienza a cambiar. Con lo que tenemos en el CICPC, policías nacionales, estatales y municipales e integrantes de los cuatro componentes de la Fuerza Armada tenemos suficiente para iniciar una lucha frontal contra la delincuencia. Hay que atacar la corrupción, cero impunidad, mano dura contra los funcionarios policiales implicados en irregularidades, contra la delincuencia interna de las instituciones de seguridad. No quiero decir que arreglando las policías se arregla el problema de la delincuencia y del país. Pero se comienza a ganar la lucha de verdad, verdad.

 

Compártelo: