Mineros denuncian militarización y vejámenes en minas a un mes de la masacre de Tumeremo

Aseguran que tras la masacre del 4 de marzo, la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana, Ejército y de otros organismos de seguridad han tenido presencia en varias de las minas del municipio Sifontes. Algunas de las minas militarizadas son: Corre Gente, León, La Pumalaca, La Antena, Vuelvan Caras, Batatal, El Tigre, Hoja de Lata I y II, Nuevo Callao, Atenas, El Telmito, publica Correo del Caroní.

Por Pableysa Ostos

Mineros del municipio Sifontes denunciaron la militarización de la minas de la entidad al sur del estado Bolívar.

Según lo denunciado por varios mineros, dueños de molinos y cocineras, estas minas cuentan con la presencia de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y Ejército desde el mes pasado.

Un minero que por medidas de seguridad será llamado Ramón, confirmó la militarización tras la masacre ocurrida el 4 de marzo, donde fueron asesinados mineros, cocineras y dueños de molinos, en la vía de Los Peregrinos, camino que conduce a la mina Atenas, en el municipio Sifontes, al sur del estado Bolívar.

Relató que la primera entrada la hicieron el 7 de marzo. “En esa oportunidad los funcionarios que estaban a cargo de Ronny Rivero nos quitaron oro, pesos, dinero, y varias cosas que teníamos en el campamento. Nos sacaron y nos dijeron ‘quieto todo el mundo ahí’, ellos totalmente armados”.

“Nos concentraron en un sitio y robaron todo. Cuando volvemos a los campamentos y nos dimos cuenta del robo encaramos a la comisión, a las más de cinco patrullas que andaban y denunciamos lo sucedido. De uno de los vehículos del Ejército se sacó radio, linternas, ropa. Uno de los mineros reconoció al soldado que le había robado 30 mil bolívares, lo denunció, y se lo devolvieron”.

Algunas de las minas militarizadas son: Corre Gente, León, La Pumalaca, La Antena, Vuelvan Caras, Batatal, El Tigre, Hoja de Lata I y II, Nuevo Callao, Atenas, El Telmito. Así como Palo Pinto, Fangol, El Totumo, Hoja de Lata, Rabin Rico, Los Arenales, Rampa Simón Bolívar, La Camorra, Guacamaya, El Pilón, El Limón, Murciélago, y La Luisa.

Ordenes de arriba

El hombre sumó que lo dicho por los funcionarios que desde entonces los acompañan en la mina es que “les dieron la orden de destruir. En (la mina) Botanamo les sacaron los congeladores, se los destrozaron con (explosivos) C4; las plantas, comida… todo lo detonaron. En Hoja de Lata estamos militarizados la situación es buena por la seguridad pero ellos tienen órdenes de quemar. Ellos tienen tiempo compitiendo con nosotros y ven con preocupación la orden que les dieron. Ellos dicen que teníamos que esconder todo porque venía un grupo a romper y no dejar nada. Más de 250 mineros se verían afectados”.

Este martes colocaron la denuncia ante la Fiscalía y aseguran que este miércoles se reunirán a protestar en la Plaza Bolívar de Tumeremo, en compañía de mineros de La Camorra, Guacamaya, El Pilón, El Limón, Murciélago, La Luisa, Botanamo, Nuevo Callao y Hoja de Lata I y II; todas,. minas militarizadas.

“Tenemos miedo a que destruyan todo porque nosotros ya somos una comunidad, contamos con planta, tendido eléctrico. La planta del luz no es de el Topo es del pueblo, cada quien colocó su granito de arena. Aceite, filtro, todo sale de los mineros. No queremos que nos destruyan eso. Estamos con el miedo de que lleguemos y todo este quemado”, sumó el minero.

“No hemos trabajado desde que el Ejército está ahí. Nos han dicho que hablemos con los generales de la Región Estratégica de Defensa Integral (REDI Guayana), y Zona Operativa de Defensa Integral Bolívar (ZODI) ya que las ordenes las dan ellos. Nos tienen paralizados. Les pedimos para al menos producir algo para comer y nada”, agrega.

-¿Antes de la masacre trabajaban tranquilos?

-Normalmente, esto era lo más feliz que había como en cualquier otra mina. Había tranquilidad total. En todas las minas hay grupos armados, ellos mantienen el orden. Antes de la masacre todos los componentes de seguridad, Policía y GNB se veían beneficiados de esos grupos armados, ellos reciben la mejor paga y no invierten nada.

Le pagábamos a una gente de el Topo. Ese era un hombre que muy poco se dejaba ver. Cada cierto tiempo venían y decían ‘tienen que mandar o pagar tanto’. Eran pocas gramas. Cuando hay sequía, la situación es dura, porque en Hoja de Lata no tiene rio cerca, ni nada de eso, entonces se deben contratar camiones cisternas, o cuando llueve.

-¿Han sido censados para el Arco Minero del Orinoco?

-No, no nos han dicho nada. La gente que censa debería entrar a las minas, pero resulta que tras la masacre no han realizado el censo. La oficina está aquí en la plaza y el minero no puede dejar sus cosas para venir a censarse porque cuando el Gobierno entra la arremetida es fuerte.

Una habitante de la mina Hoja de Lata II, en el municipio Sifontes, manifestó la necesidad de los mineros de salir de las minas para denunciar la militarización, pues si se quedaban dentro nadie se enteraría de la presencia de los castrenses y sus vejámenes.

“Salimos a pedir que nos dejen trabajar. Nosotros queremos ser censados, conformar la cooperativa, pero que nos den el tiempo y el apoyo para hacerlo. Nos tienen viviendo un trauma que se van a meter en la noche, que nos van a quemar todo. Está militarizado, desde hace ocho días”.

 

Compártelo: