Más de ocho vehículos de Corpoelec-Táchira dañados por ataque de encapuchados

Más de ocho vehículos que permanecían en el estacionamiento de Corpoelec, en la  avenida Libertador,  de San Cristóbal, estado Táchira, resultaron dañados, en mayor o menor medida, durante el ataque de  un grupo de encapuchados, presuntos estudiantes de la ETI, que  arremetieron contra los automotores con bombas molotov y piedras, publica La Nación.

 

El hecho se registró este lunes, en la mañana, cuando por razones que no fueron precisadas, un grupo de encapuchados trancó con  escombros y  rocas esta principal vía, provocando la  restricción del paso vehicular.

Luego, sus compañeros desde la calle lanzaron piedras contra todos los vehículos allí estacionados,  rompiendo los vidrios de otro vehículo oficial, y al menos otros seis, propiedad de los empleados de Corpoelec. Iván Sanguino, gerente  estadal de comercialización y distribución de Corpoelec -Táchira, explicó que fue un solo encapuchado el que escaló la cerca perimetral, ingresó al estacionamiento de la empresa y lanzó una bomba molotov contra una de las unidades, específicamente un camión-cesta, cuya cabina se quemó por completo, pese a que los trabajadores intentaron sofocar el fuego, debajo de una lluvia de piedras, por lo que  también debieron repeler el ataque, de la misma manera.

 

Esta situación violenta provocó que acudieran al lugar efectivos del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal, que en las unidades 39 y 18, al mando del teniente Gregory Arellano, no pudieron llegar al sitio, puesto que presuntamente también fueron atacados a pedradas por los manifestantes.

 

En pocos minutos se hicieron presentes funcionarios antimotines de Politáchira, PNB y de la Guardia Nacional, que un poco antes del mediodía habían retomado el control de la zona. La Policía Estadal habría aprehendido a cuatro de los manifestantes.

Por su parte, en una nota de prensa que sobre el hecho hizo llegar la Dirci a los medios de comunicación, indica de manera textual lo siguiente.

protesta

“En horas de la mañana de este lunes un grupo de presuntos estudiantes encapuchados de la Escuela Técnica Industrial (ETI), trancaron la vía pública e intentaron quemar desechos y  atacaron con objetos contundentes e incendiarios la sede de Corpoelec Táchira, ubicada en la avenida Libertador de San Cristóbal”.

 

“Así lo informó el coronel Ramón Cabeza, comisionado de Seguridad Ciudadana de la Gobernación del Táchira, quien explicó que unos 80 jóvenes cubriendo sus rostros, protagonizaron una serie de acciones violentas, generando caos vehicular y causando destrozos a la sede de la empresa eléctrica”.

 

—En una actitud violenta y hostil, unos 10 de estos presuntos estudiantes ingresaron al interior del estacionamiento y arremetieron contra un vehículo tipo cesta, de utilidad pública, causándole severos daños y además le lanzaron una bomba molotov con la intención de quemarlo, de igual manera atacaron alrededor de unos 20 carros particulares del personal que labora en la empresa eléctrica— señala en la nota Cabeza.

 

“Este tipo de hechos violentos es un ataque directo al pueblo del Táchira y está asociado directamente a los intentos de sabotaje que se han visto  recientemente en otras partes del país, y es el reflejo del odio y la violencia que estos sectores, seguramente orientados y auspiciados por líderes de la oposición, están marcando la pauta en el ánimo de la violencia y desprecio hacia los tachirenses, que en su mayoría trabajan y hacen votos por la paz”, afirmó.

 

Agrega en la nota que, “se dieron instrucciones precisas a los cuerpos de seguridad del estado, específicamente a la Policía del Táchira y la Policía Nacional Bolivariana, que ante la presunción de que estos encapuchados no son estudiantes, se les de captura de manera inmediata a los fines de establecer las responsabilidades de rigor y ponerlos a la orden del Ministerio Público para que sean presentados y les sean aplicadas las sanciones correspondientes”. (MB)

Compártelo: