Madres de militares acusados de “rebelión” denunciaron torturas a sus hijos

denuncia de tortura

Ana Varela De Torres, madre del militar preso Simon Antonio Torres, de 29 años, denunció este jueves, durante el foro “Basta de Torturas” promovido por la organización no gubernamental Provea, que su hijo presuntamente había sido torturado durante su detención.

“Le cortaron la planta de los pies con hojillas, con navajas, le sacaron las uñas. Orinaba sangre porque le patearon los testículos, le dislocaron el hombro derecho y le fracturaron la nariz. Eso es con todos los militares que se llevan”, explicó Varela en exclusiva a El Nacional Web.

La madre relató que Simon Torres, primer teniente de las fuerzas especiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN), fue detenido a la salida del hipódromo el 11 de enero de 2018. “Me dejaron verlo a los 36 días”, recordó.

Al miembro del cuerpo castrense se le imputaron los cargos de rebelión militar y traición a la patria ante el Tribunal Segundo de Control Militar y se encuentra recluido en el Centro Nacional de Procesados Militares de Ramo Verde.

“Se le había acusado de sustracción de efectos pertenecientes a la FAN, pero nuestros abogados lograron tumbar ese cargo”, explicó Varela.

Por otra parte Arelis Sergio, madre del primer teniente de las fuerzas especiales Jhonander Ceiba, detenido junto con Torres, denunció que después de 36 días sin verlo, aún tenía “secuelas de la tortura física”.

Al igual que el caso de Torres, el primer teniente Ceiba, de 27 años, no recibió visitas después de un mes de su detención.

Sergio señaló que a los militares les han diferido la audiencia cinco veces. “Ahora está pautada para el 26 de Julio. Vamos a ver”, dice con resignación.

Expresó temor ante los rumores de cambio de componente y que eso dificulte ver a su hijo los fines de semana.

“Cada seis meses cambian a los custodios, y nos han dicho que mientras los ajustan y entrenan, prohíben las visitas”.

La madre de Ceiba aseveró que a su hijo, que fue detenido junto a otros ocho militares en enero, esta preso por “falsas acusaciones” de estar relacionado con Óscar Pérez, ex inspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, conocido por sobrevolar el Tribunal Supremo de Justicia en un helicóptero.

“Los vinculan por ser de fuerzas especiales, pero nosotros no conocimos nunca a Pérez”, dijo Sergio.

Los militares detenidos son representados por Alonso Medina Roa y Lilian Camejo, abogados de la Coalición de Abogados por la Democracia y los Derechos Humanos.

“De verdad que dice el gobierno que no hay dictadura, pero sí la hay. Le pido al presidente que me de la oportunidad de hablar por mi hijo, de hablar con Padrino López, con el Ministerio de la Defensa”, dijo Varela.

Jhonander Ceiba y Simon Antonio Torres fueron detenidos junto los primeros tenientes Anderson Pérez Briceño, Robert Escalona Alvarado, Eduardo Amaya, Gustavo Sandoval Quintero, el teniente Arias Pantoja y los ciudadanos Joaldy Deyon González y Juan Carlos Urdaneta.

El fiscal noveno militar,Luis Marval Flores, destacó que todos estaban relacionadas con el fallecido Óscar Pérez y sus seis compañeros muertos en los sucesos de El Junquito, reseñó la periodista Sebastiana Barráez.