“Los malandros se montan en las matas para atracar”

“Por aquí no se puede andar ni de noche ni de día”, fue el comentario de Herminia Gutiérrez, vecina del sector Pascal del municipio Sotillo, cuando se le preguntó sobre la situación de la comunidad, reseña El Tiempo.

Y es que según algunos residentes de la urbanización que agrupa 15 conjuntos residenciales, la inseguridad los tiene azotados, ya que a cualquier hora del día se cometen robos y hurtos.

“Aquí los hampones andan en moto, en carro o a pie. Los malandros se montan en las matas para atracar a las personas. Les quitan los bolsos y los teléfonos a los muchachos”.

Gutiérrez, quien habita en el sector desde hace 22 años, dijo que se ha convertido en zona roja, por lo que exigió mayor protección policial.
El estudiante universitario Ricardo Aparicio denunció que lo han atracado al menos siete veces.

“Salgo de clases tarde, y todos los que caminamos por aquí de noche somos presa fácil, porque además de no haber ningún tipo de vigilancia policial, el alumbrado público brilla por su ausencia”.

Explicó que amigos de lo ajeno se ocultan en los arbustos y luego se lanzan al suelo cuando ven a alguien pasar, para despojarlo de sus pertenencias y objetos de valor.

Leer más en:  eltiempo.com.ve

Compártelo: