Lo sorprendieron hablando con un transexual y lo tirotearon en Maracaibo

A Keiber Manuel Guerrero (16) lo sorprendió la pareja del transexual con el que conversaba en la esquina de la calle 115 con Circunvalación 2 de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, diagonal al expendio de baterías de carros de la zona

A Keiber Manuel Guerrero (16) lo sorprendió la pareja del travesti con el que conversaba en la esquina de la calle 115 con Circunvalación 2 de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, diagonal al expendio de baterías de carros de la zona. La familia no quiso declarar al respecto.

El cuerpo ingresó a la morgue de Maracaibo ayer a las 2.00 de la madrugada, sus familiares lo reconocieron a las 10.00 de la mañana. Llegaron preguntando si había ingresado un joven de 16 años. “Tiene días desaparecido”, dijo un pariente al portero. Este lo llevó a hacer un reconocimiento de los cadáveres que hay allí. El hombre salió con lágrimas en los ojos y confirmó que Guerrero estaba muerto. Sin embargo no declaró.

Se conoció extraoficialmente que la víctima estaba en compañía de un amigo la noche del pasado sábado. “Estaba echándole los perros a un transformista en la Circunvalación 2” dijo la fuente policial. En ese momento, lleno de celos, en moto llegó la pareja actual del homosexual. Sacó un arma, le gritó “¡¿Me vas a quitar a mi novio?!” y abrió fuego contra los amigos. Keiber recibió un solo disparo fulminante en las costillas izquierdas.

El homicida y los testigos huyeron del lugar. Guerrero quedó desangrándose en el pavimento. En la madrugada la furgoneta forense llegó al sitio y cuando la Policía científica realizó el levantamiento del cadáver se lo llevaron a la morgue. Se conoció además que Keiber tenía varios días sin llegar a su vivienda, en el barrio Cujicito de Maracaibo.

Lo buscaban por homicidio

La Policía detalló que la víctima, antes era buscado por un homicidio registrado el 27 de septiembre del presente año en una fiesta en la calle 13 del barrio Chino Julio, al norte de Maracaibo. Asesinó de una puñalada en el pecho a Johelvis Antonio Morales Morales (17), por celos. Esta víctima bailaba con una fémina en la fiesta, a Keiber no le gustó y a las 4.00 de la mañana discutieron. Le dio la espalda y se giró repentinamente con un objeto punzo penetrante que le asestó en el pecho.

 

José Antonio González / La Verdad

Compártelo: