Lilian Tintori dio más detalles del crimen de Luis Manuel Díaz: “Me salpicó la sangre”

La esposa de Leopoldo López narró lo sucedido en el estado venezolano de Guárico y resumió los múltiples apremios chavistas en los días previos.

Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano Leopoldo López, contó en una carta publicada en el periódico español El Mundo lo vivido en los últimos 10 días. Detalló que fue víctima de dos atentados “perpetrados por un Estado que utiliza la violencia cobardemente”.

El 18 de noviembre en el estado Cojedes sufrió la persecución chavista. “Fuimos agredidos por un centenar de personas en motos y camiones que nos rodearon con actitud agresiva”, denunció.

“ME LANCÉ AL PISO, DONDE ME SALPICÓ LA SANGRE Y LOS CASQUILLOS DE LAS BALAS”

Y agregó: “Las personas iban con martillos, cuchillos y armas; y saltaban sobre nuestro vehículo, nos gritaban e insultaban. (…) Fue tal el nivel de angustia que en un momento me puse en posición fetal en mi vehículo, esperando que pasara lo peor, y recé por mis hijos”.

También dio detalles del acto en el que asesinaron a Luis Manuel Díaz, mitin que contó con su presencia. “Me lancé al piso, donde me salpicó la sangre y los casquillos de las balas“, contó.

La carta que Lilian Tintori publicó en el diario El Mundo

Esta semana fuimos víctimas del terror con dos atentados perpetrados por un Estado que utiliza la violencia cobardemente para tratar de impedir que llevemos nuestro mensaje de libertad a todos los venezolanos.

En menos de 10 días, hemos sido blanco de agresiones muy graves. La semana pasada -con fecha 18 de noviembre- nos dirigimos por vía terrestre al estado Cojedes, en el marco de nuestras actividades de la Campaña por la Libertad. Antes de la entrada a la ciudad de San Carlos, alrededor de las 11.15 de la mañana, fuimos agredidos por un centenar de personas en motos y camiones que nos rodearon con actitud agresiva. Esas personas iban identificadas con franelas de la candidata a la Asamblea y esposa de Nicolás Maduro, Cilia Flores, y consignas del Gobierno.

Las personas iban con martillos, cuchillos y armas; y saltaban sobre nuestro vehículo, nos gritaban e insultaban. Cuando un miembro de nuestro equipo se bajó para intentar mediar, le apuntaron con un arma en el estómago diciéndole que volviera al vehículo.

“LAS PERSONAS IBAN CON MARTILLOS, CUCHILLOS Y ARMAS; Y SALTABAN SOBRE NUESTRO VEHÍCULO, NOS GRITABAN E INSULTABAN”

Fue tal el nivel de angustia que en un momento me puse en posición fetal en mi vehículo, esperando que pasara lo peor, y recé por mis hijos. Afortunadamente, después de una hora, pudimos evadir la turba y dar media vuelta.

Mientras dábamos media vuelta, los estudiantes que nos esperaban en Cojedes fueron golpeados salvajemente. Mientras les golpeaban, les gritaban: “Te vamos a sacar los ojos escuálida, llévate a tu asesina”.

Desde entonces, grupos no identificados de hasta 10 personas nos esperan en los aeropuertos, nos sacan fotos y, cuando me acerco a preguntar quiénes son y por qué nos vigilan, no contestan y se van apresuradamente. También sacaron fotos de mi casa unos vehículos no identificados.

El miércoles 25 de noviembre sufrimos dos atentados. Nos tuvieron retenidos por más de tres horas en el aeropuerto de Porlamar, Isla de Margarita, hasta que logramos salir rumbo al estado Guárico, a la ciudad de Altagracia de Orituco. Antes de llegar, nos advirtieron quienes nos esperaban para la asamblea -activistas de Voluntad Popular y Acción Democrática (AD), con quienes íbamos a realizar el evento de la Campaña por la Libertad- que habían sido víctimas de agresiones y golpes por parte de grupos afectos al Gobierno. Fuimos en dos aviones distintos, el segundo avión donde venían seis miembros de nuestro equipo más el piloto tuvo una falla en los frenos al aterrizar, se salió de la pista y se incendió con los pasajeros dentro. Afortunadamente, pudieron escapar del fuego, pero un experto consultado considera que el accidente fue producto de sabotaje.

“EL MIÉRCOLES 25 DE NOVIEMBRE SUFRIMOS DOS ATENTADOS”

Unas horas más tarde, a las 6.42 de la tarde, mientras aún estaba en la tarima, se cerraba la asamblea ciudadana donde fui oradora y se disponía a cantar la candidata por la Mesa de Unidad Democrática, Rummy Oliveros, sentí unos tiros, aproximadamente 10, y me lancé al piso, donde me salpicó la sangre y los casquillos de las balas, y supe unos momentos más tarde que habían asesinado a Luis Manuel Díaz, Secretario General de AD, que estaba a menos de dos metros de la tarima.

Lilian Tintori contó detalles de la jornada en que fue asesinado Luis Manuel Díaz

Ante la censura, la persecución y el hostigamiento es crucial que el mundo sepa lo que estamos viviendo en Venezuela y el Gobierno sepa que está siendo vigilado de cerca, y que no puede actuar impunemente mientras ejecuta terrorismo de Estado sobre activistas y líderes. Hoy somos 30 millones de habitantes los que estamos sometidos al capricho de un régimen que se sabe perdido y que actúa con miedo y desesperación tratando de imponer el terror. El miedo no lo sentimos nosotros, lo sienten ellos porque ya fracasaron.

No vamos a parar, seguiremos firmes hasta conquistar la victoria este 6 de diciembre, porque cerca del 90% de los venezolanos quiere un cambio.

Llamó a manifestarse este domingo en Caracas

Desde su cuenta de Twitter, criticó que desde el gobierno se use a “colectivos para sembrar el terror“. También dijo que “dispararon a dos metros de la tarima en un evento con 3.000 personas.El mensaje es claro: quieren hacernos daño, infundir terror“.

“Estoy de luto por el asesinato de Luis Manuel Díaz, pero vestida de blanco por Acción Democrática y por la Paz”, concluyó.

INFOBAE