Las colas fueron el destino más visitado

“Antes si no se salía en carnaval al menos se descansaba”, decían las personas que desde la noche del día lunes se acercaron a diversos establecimientos comerciales para adquirir alimentos a precios regulados.

María Fernanda Peñalver / El Impulso

La gente este año sustituyó sus días de diversión y descanso por una fila que se hace eterna. Anteriormente era una lancha que tomaban a primera hora para ir a la playa, ahora toman un bus para ir a broncearse en el destino más visitado por los venezolanos hoy en día: las colas.

“Hemos tenido que dejar a los niños en la casa viendo televisión y uno se viene a hacer cola, ya no hay salidas, no se puede con los altos precios, por eso uno tiene que salir a comprar lo más económico que se pueda”, afirmó Zuleyma Amaro, quien desde las 6 de la mañana estaba de pie llevando sol para poder comprar jabón, pasta y arroz.

Los comentarios escuchados es que la calidad de vida del venezolano se acabó, pues se tuvo que dejar aquellos pequeños gustos que anteriormente se podían tener para buscar los productos de la cesta básica. “Lo poco que se tiene hay que gastarlo en comida”, dijo un grupo de personas.

“Ahora la vida social que uno tiene es la cola, ahí es donde se habla y uno conoce gente, ya no se puede ir a otro lado”, comentó Virginia Arcaya.

Para seguir leyendo, pulse aquí.

 

Compártelo: