La amenaza de Maduro y el ataque al TSJ que enrarecieron la crisis política

El presidente Nicolás Maduro dijo este martes que irá a las armas si se destruye la revolución bolivariana, para hacer lo que “no se pudo con los votos”, poco antes de que un grupo atacara el Parlamento y un helicóptero policial sobrevolara el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y lanzara dos granadas, según el mandatario.

“Si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos, y lo que no se pudo con los votos lo haríamos con las armas, dijo el mandatario durante un acto político en Caracas. Maduro pidió “al mundo” escuchar esta advertencia y enfatizó en que su Gobierno es la única opción de paz que tiene la nación caribeña.

La amenaza de Maduro fue catalogada por el jefe del Parlamento,Julio Borges, como una “aceptación” de que Venezuela vive una dictadura “violenta” y señaló que el presidente es “quien está buscando queVenezuela vaya al caos”, además de buscar su permanencia en el poder. Por este discurso los opositores también responsabilizaron a Maduro de que grupos civiles armados atacaran la sede del Legislativo, luego de que se produjera un choque entre algunos diputados y miembros de la Guardia Nacional (GN) dentro de la institución.

Estos grupos lanzaron cohetes pirotécnicos y otro tipo de artefactos hacia el interior del Parlamento, según algunos vídeos publicados en las redes sociales. Los parlamentarios y trabajadores permanecieron encerrados dentro del edificio unas cuatro horas hasta que estas personas se retiraron. Posteriormente, un grupo a bordo de un helicóptero del Cicpc, liderado por el inspector Oscar Pérez, sobrevoló la sede del Tribunal Supremo en Caracas con un mensaje por la libertad del país y luego el mismo agente pidió a través de un vídeo la renuncia de Maduro.

En la grabación, difundida en la cuenta en Instagram de Pérez, este lee un escrito y da la cara, acompañado de otros cuatro uniformados encapuchados, y pide a los venezolanos ir a cada base militar del país. Asimismo, dijo que este martes se está realizando un “despliegue aéreo y terrestre” para“devolver el poder al pueblo democrático” y así “hacer cumplir las leyes para restablecer el orden constitucional”. El agente de la policía científica también fue fotografiado junto a los otros uniformados a bordo de la aeronave con una pequeña pancarta en la que se leía “350 libertad” en alusión al artículo de la Constitución que llama a desconocer “cualquier régimen” que contraríe las garantías democráticas.

Maduro aseguró que “esta persona lanzó unas granadas” y señaló que ya fueron desplegadas “fuerzas especiales” para dar con “el helicóptero y a los que han hecho este ataque terrorista” contra las instituciones del país. El presidente culpó al partido Primero Justicia (PJ) de tomar “un rumbo de violencia” y dijo que sus principales líderes “están al frente de todos los hechos violentos” que se han conocido.

EFE

Ya estamos en Instagram por:

https://www.instagram.com/aldiayalahora/

 

Compártelo: