Henri Falcón: “El diálogo no tiene fronteras”

Miles de barquisimetanos se acercaron a la jornada de solidaridad humanitaria emprendida por la Gobernación del estado Lara en las adyacencias de la Catedral de Barquisimeto.

Las distintas dependencias del Ejecutivo regional se apostaron en la avenida Venezuela, desde la calle 30 a la 34, con el propósito de brindar atención médica, recreación, y a la ciudadanía.

La actividad que inició a las 8:00 de la mañana sirvió para estrechar lazos de fraternidad con la comunidad colombiana en ocasión de los 463 años de la entidad.

“En esta jornada por la paz, abogamos por la reconciliación de dos pueblos hermanos, y Venezuela. Desde aquí le mandamos un mensaje al mundo: los venezolanos queremos vivir en paz y tener las mejores relaciones con los otros gobiernos. Aquí están algunos hermanos colombianos compartiendo con nosotros esta extraordinaria actividad”, expresó Henri Falcón.

Indicó que se distribuyeron más de 35 toneladas de alimentos entre frutas, verduras, , pescado y pollo, productos subsidiados por el gobierno regional.

“Se nos hace insuficiente ante la cantidad de personas que buscan los alimentos”, reconoció el mandatario”. Precisó que más de 40 médicos y 60 enfermeras atendieron al pueblo. Se realizó despistaje de cáncer de mama, cuello uterino, próstata; servicio de oftalmología, odontología, exámenes de laboratorio, entre otros.

“Eliminamos la cabalgata por este año. Se hizo una inversión cercana a los 22 mil millones de bolívares. Esta es una mega jornada para mostrarnos como un referencial importante de solidaridad, ganados al encuentro con nuestros hermanos colombianos.

Esperamos se asuma el diálogo; el diálogo no tiene fronteras”.

El alcalde José Barreras añadió que apoyaron económicamente a numerosos palavecinenses para que pudieran comprar los productos del agromercado progresista.

“El gobernador ha hecho un esfuerzo para emprender esta iniciativa de hermandad con Colombia. En un momento en el cual necesitamos un discurso de paz, estamos viendo todo lo contrario. El desarrollo de Iribarren es el desarrollo de Cabudare. Estamos todos hermanados con esta iniciativa”.

Fuente: El impulso