Gobierno no le da ninguna importancia a la seguridad

MATURIN ES LA QUINTA CIUDAD MAS VIOLENTA DEL MUNDO

Luis Eduardo Martínez, ex gobernador del estado Monagas, afirmó que “de acuerdo a un reporte publicado horas atrás, Maturín ocupa la quinta posición entre las ciudades más violentas del mundo detrás de Caracas –que es la primera-, San Pedro Sula de Honduras, San Salvador y Acapulco de México”. l

“El indicador utilizado para ubicar a la capital de Monagas en tan vergonzosa posición es la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes que en el caso de Maturín es 86,45, de acuerdo al contenido de estudio realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal AC, con sede en México, publicado en su página web seguridadjusticiapaz.org.mx”. precisó el exmandatario regional.

“Si bien es alarmante el resultado no se podía esperar menos de un gobierno que no le da ninguna importancia a la seguridad y que junto al desabastecimiento, el alto costo de la vida y la pulverización del bolívar es de los principales problemas que sufren la totalidad de los venezolanos”, señaló Martínez para agregar “con policías mal pagados, mal equipados, mal entrenados, mal protegidos en lo social, con pranes alzados y actuando con total impunidad, con un sistema judicial imposibilitado de actuar contra la delincuencia desatada, sin planes de prevención verdaderamente efectivos, sin políticas para combatir el ocio y con la multiplicación del hambre, no será extraño que en los próximos meses escalemos los pocos peldaños que restan en el ranking de la inseguridad y nos convirtamos en campeones mundiales o subcampeones, a la par con Caracas”.

Luis Eduardo Martínez opinó que “a los policías hay que pagarles bien, asegurarles su estabilidad y la de su familia con protección social adecuada y suficiente, hay que dotarles con equipos de avanzada y una adecuada plataforma tecnológica, entrenarlos recurrentemente, motivarlos suficientemente, a los pranes hay que reducirlos e incomunicarlos sin contemplación –no hay derecho que desde La Pica, por celular, se controlen las muchas bandas que se multiplican en nuestra región-, los jueces deben contar con los instrumentos y el apoyo para penalizar con el mayor rigor a los delincuentes especialmente a aquellos vinculados a crímenes horrendos, se requiere de políticas y acciones de prevención que involucren a todos los sectores de la sociedad y que entre otros adelanten un agresivo plan de erradicar el ocio de los más jóvenes con educación, deporte y cultura, y en paralelo es indispensable sacar al país de la situación económica que enfrenta que, en la desesperación, empuja a muchos a delinquir”.

“La crisis venezolana es estructural y generalizada. No hay un sector que escape hoy del fracaso absoluto de un modelo y unas políticas en desuso que han conducido al país a tan dramáticos momentos. Ya no es posible esperar, se requiere cambiar pronta, urgentemente, so pena que si no lo hacemos el pueblo terminará por perder la paciencia y ello sería de imprevisibles consecuencias” finalizó Luis Eduardo Martínez.

 

NP

Compártelo: