GNB y hasta unidades antimotines del Zulia intervinieron en trifulca por pollo

El viernes en la noche se aglomeraba un grupo de personas para lograr los primeros puestos en la venta de carne, pollo, pañales, detergente en polvo y champú en Abastos Bicentenario de Fuerzas Armadas de Maracaibo. A las 4.00 de la madrugada del sábado era un centenar de ansiosos compradores que esperaba la apertura del establecimiento para acceder a los productos baratos, publica La Verdad.

Amaneció y con la claridad del día la cadena de supermercados públicos ya estaba rodeada. Unas 500 ingresaban al estacionamiento por una de las puertas laterales de salida de vehículos, mientras una multitud gritaba desde la entrada principal. La Guardia Nacional Bolivariana radiaba la situación y pedía apoyo. La unidad de antimotines del CPBEZ llegó y dispersó a los alzados que pretendían ingresar a la fuerza al interior de la cadena estatal.

Yoletzi Rodríguez, ama de casa, vio cómo “dejaron meter temprano a bastante gente que no estaba en la cola. Metieron a los que les dio la gana”. Señaló que “la gente que está haciendo la cola empezó a gritar”. Criticó que a “un señor de la tercera edad lo empujaron y nosotros empezamos a grabar con los celulares. Un policía regional me iba quitar el teléfono que si no lo borraba llamaba a una fémina (mujer policía) para que me golpeara”.

A las 9.00 de la mañana, funcionarios de la GNB, tras la retirada de la unidad de policial, contenía a la aglomeración de usuarios en el portón principal. Todavía en el estacionamiento persistían 20 personas que insistían en pasar a la fuerza. En las adyacencias de la avenida, quienes permanecían en la cola vociferaban insultos a los “guardias corruptos, policías corrupto, que dejan pasar a sus familiares”.

Zulima García, compradora, estaba disfonía de tener “seis horas de gritar a esa gente inconsciente que se burla del pueblo que hace cola”. Acusó de complicidad a los efectivos militares porque “hasta los encargados de los consejos comunales tenían a sus familiares” adentro comprando. Pasaron sin inconvenientes, “irrespetando a la tercera edad que está en cola, mujeres embarazadas”.

 

Compártelo: