Franklin Nieves: Tengo en mis pendrives toda la información sobre el caso López

Franklin Nieves, el fiscal que pidió más de 13 años de prisión para el dirigente opositor venezolano Leopoldo López, habló en entrevista con Univision Noticias sobre cómo el Gobierno chavista de Venezuela manipula la justicia a su favor y concretamente, de cómo Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y segundo hombre más poderoso del país, mueve los hilos del Poder Judicial, publica Univisión.

Nieves fue uno de los tres fiscales venezolanos que investigó y finalmente pidió la condena contra el líder opositor Leopoldo López y otras cuatro personas que manifestaban contra el gobierno de Nicolás Maduro el 12 de febrero, en Caracas.

Ahora se encuentra en Miami, Estados Unidos, en busca de protección y asilo político. También pide perdón por haber usado pruebas falsas y manipular la justicia para sentenciar a inocentes.

Aseguró que además de la información que posee, tiene un pendrive con los casos que ha llevado, evidentemente el de Leopoldo López. Sin embargo, dice no tener pruebas en correos electrónicos sobre las instrucciones que recibía.

El juicio a Leopoldo López se inició con su entrega, el 18 de febrero de 2014. Luego de año y medio de audiencias, suspensiones y denuncias de los familiares de López por maltrato e irrespeto del debido proceso, el dirigente opositor fue condenado a más de 13 años de prisión en la cárcel militar de Ramo Verde, ubicada en las afueras de Caracas. Los otros opositores también fueron encontrados culpables.

Agentes de inteligencia acosan a los fiscales

Franklin Nieves ofrece detalles de cómo agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), la policía política de Venezuela, vigilan de cerca a los fiscales y operadores de justicia.

La policía política disparó

Durante las protestas que se desataron en Caracas el 12 de febrero de 2014, funcionarios de inteligencia dispararon contra los manifestantes de oposición reunidos frente a la sede de la Fiscalía General de la República. En esas circunstancias fue asesinado el joven Bassil Dacosta (22), la segunda de 43 víctimas mortales que sumaron las revueltas.

Nieves, quien se encontraba en ese momento a bordo de una patrulla del Servicio Bolivarino de Inteligencia, escuchó a través de las radiotransmisiones de la policía cómo el funcionario que asesinó a Dacosta pedía refuerzos.

Video vía Univisión

LP

Compártelo: