Exigen al gobierno acabar con la agonía de 300.000 pacientes crónicos

Si en las próximas horas no hay respuesta solicitarán a las Naciones Unidas la entrada de medicinas para frenar esta catástrofe, anunció Codevida, publica El Nacional

Organizaciones civiles le dieron un ultimátum al gobierno para que solucione la crisis que viven los 300.000 pacientes crónicos que están en riesgo de morir por la falta de medicinas. Insistieron en que de no recibir respuesta apelarán a la intervención internacional para la apertura de un canal humanitario.

Francisco Valencia, director de Codevida, informó durante el foro Venezuela en Emergencia Humanitaria que organizó Amnistía Internacional, que si en las próximas horas el Ejecutivo no atiende la situación ejercerán medidas de presión internacional.

“Solicitaremos a las Naciones Unidas que exija la entrada de medicinas e insumos para detener esta catástrofe”, indicó. Destacó que países como Rusia y Canadá ofrecieron su apoyo a través del fondo rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud.

Valencia enfatizó que la situación de los afectados es aterradora. Desde enero 30 pacientes trasplantados de riñón rechazaron el órgano por la falta de tratamientos inmunosupresores, mientras que otros 16.000 con insuficiencia renal luchan por sobrevivir sin recibir las terapias de diálisis por la falta de medicinas.

La escasez de los factores de coagulación VII, VIII y IX, que son esenciales para atenuar los efectos de la hemofilia, fue la causa defallecimiento de cuatro pacientes desde que empezó el año, dos de ellos menores de edad. “Es un genocidio silencioso el que se le decretó a los pacientes crónicos”, expresó.

Crisis sin distingo. José Antonio Gil Yepes, director de la encuestadora Datanálisis, informó durante su intervención que el índice de marginalidad superó al estrato social formado por la clase trabajadora.

Con base en un estudio de opinión pública nacional realizado en 1.000 hogares de 8 regiones, indicó que 92% de los consultados de diferente tendencia política evalúa negativamente la situación del país.

El sondeo determinó que entre los principales problemas que aquejan a la ciudadanía está la escasez de alimentos, el costo de la vida, la inseguridad y la corrupción. “El venezolano vive en un estado de supervivencia primitiva”, manifestó.

De 71% de hogares que recibe el subsidio alimenticio de las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, a 0,3% le llega cada 15 días; mientras que 43% afirmó que se lo entregan una vez al mes o cada 3 meses.

Pese a que la cifra de beneficiados por la  red pública de abastecimiento es alta, solo 55% de los encuestados de indistinta clase social come 3veces al día. De ese porcentaje, 73% reportó que la cantidad de alimentos ingeridos es insuficiente. “Las cajas CLAP son un engaño. Estamos ante un gran fracaso”, aseguró.

En materia de salud, 80% de los encuestados indicó que dejó de comprar algún medicamento por su alto precio. De ese número, 50% logró conseguir algún fármaco; mientras que 30% no encontró ninguno en las farmacias.


País en retroceso

A propósito de la presentación del informe anual 2017-2018 de Amnistía Internacional, la gerente de la ONG, Vivian Díaz, afirmó que losvenezolanos viven una violación sistemática de sus derechos a la salud y a la alimentación. Indicó que el deterioro de la calidad de vida en la población está caracterizado por el empeoramiento de la escasez de productos y la crisis económica. Instó al gobierno a escuchar las solicitudes de los representantes de la sociedad civil que han alertado acerca del incremento de la desnutrición infantil.

Juan Luis Hernández, coordinador de la Red Agroalimentaria Venezolana, aseguró que desde 2015 se registra un desplome de la producción agrícola. Reveló que la caída de las importaciones totales entre el primer trimestre del año 2016 y abril de 2017 fue de 67%.

Manuel Sutherland, del Centro de Investigación y Formación Obrera, denunció que el país enfrenta una crisis económica sin precedentes.“Tenemos una pérdida semejante a la que tuvo Polonia luego de la invasión nazi”, subrayó.

Compártelo: