En poblaciones limítrofes de Táchira no aceptan pagos en billetes de baja denominación

Residentes, compradores  y usuarios de  las poblaciones limítrofes del estado Táchira con Colombia se están viendo condicionados  para comprar y pagar, tanto productos como  bienes y servicios,  por distintas situaciones que vienen presentando como el hecho de no aceptar billetes de baja denominación,  la obligatoriedad de  tener que cancelar en efectivo,  la inoperatividad de los cajeros automáticos y los pocos puntos de venta con tarjeta débito o crédito que existen en el comercio.

 

La presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio, Isabel Castillo,  expresó que son preocupantes  estos condicionamientos que se están imponiendo, los cuales afectan a propios y visitantes por  igual. “Hay dificultades  por  la no aceptación de billetes venezolanos de baja denominación en algunos establecimientos y  también  tenemos el problema con los cajeros automáticos que hay en la población,  por cuanto los fines de semana   los usuarios no  pueden encontrar dinero. Los cajeros  automáticos  están fuera de servicio o no tienen dinero”.

 

A la falta de dinero  en efectivo, se  suma el inconveniente de que en un alto  porcentaje de  establecimientos comerciales,  no están aceptando  ni  tarjetas de crédito ni  débito. Además, en los  pocos que reciben,  las personas de clase media no pueden  entrar  por lo costosos que resulta  consumir  allí. Y si el cliente va a  pagar en pesos porque es colombiano,  le establecen el precio a un valor  superior al que  dicha moneda tiene en el mercado, dijo Castillo.

 

Los habitantes y usuarios  se están viendo afectados por estas circunstancias. En el caso de la no aceptación de billetes de baja denominación,  la presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio acotó que “no sabemos si es porque se hace más  engorroso contar  los billetes, pero si es por esa  razón, deberían  adquirir  las máquinas  para contar dinero”.

 

Pidió a las autoridades correspondientes para que revisen  la inoperatividad de los cajeros  automáticos y  la no aceptación de  los billetes de baja denominación.  “La situación es preocupante porque hay personas que proceden  del interior del estado  y se dirigen a los cajeros  automáticos de San Antonio y se encuentran que  no tienen dinero,  quieren comprar en algún establecimiento y no hay punto de venta”.

 

Asimismo,  indicó que  la mala práctica de algunos establecimientos de no recibir  dinero en billetes  de baja denominación,  pudiera  estarse copiando del lado colombiano,  principalmente del sector de los cambistas, quienes  desde hace un tiempo para acá no aceptan billetes venezolanos de 5, 10 o 20 bolívares, sólo de 50 o 100 bolívares.

 

Las dificultades  para obtener dinero en efectivo se han  trasladado  incluso a las taquillas de las agencias bancarias, donde los usuarios se están encontrando  diferentes limitantes,  añadió la presidenta del gremio de  comerciantes.  Por ejemplo,  existe  el sistema  de numeración   y obligan a la persona  a permanecer 3 o 4 horas dentro de la institución,  lo cual  hace que colapse  por tanta  gente,  y pudiera  presentarse  incluso  algún problema de  inseguridad.  Igualmente,    limitan los retiros a  bajos montos  (5 mil  y a veces a 2 mil  bolívares) y muchas empresas tienen problemas para pagar la nómina de trabajadores.

 

Asimismo,  cuando  la persona hace el  retiro  le  entregan  solo billetes de baja denominación, de 5, 10  o 20 bolívares.  Si le autorizan un retiro de 10 mil o 20 mil bolívares,  la persona debe  llevar un bolso para  guardar el dinero  por la cantidad de billetes de baja denominación que ese monto representa.  Eso  implica un riesgo para la persona  y debe ser  revisado por las autoridades correspondientes, dijo finalmente la presidenta de la Cámara de Comercio de San Antonio.

 

José G. Hernández

 

Compártelo: