En estado crítico Escuela Bolivariana en Táchira, niños ven clase en estacionamientos

Especial de La Patilla:

Una denuncia donde se puede observar el grave estado de abandono de una Escuela Bolivariana, cabe destacar que sorprende ver escuelas en este estado cuando tenemos un Gob. Nacional que se enorgullece de su sistema educativo y asegura que las condiciones para la educación están garantizadas mas que nunca en “revolución”.

 

La Escuela Bolivariana Mons. Marco Tulio Ramírez, está ubicada en el Mun. García de Hevia, Edo. Táchira. Esta Escuela Bolivariana atiende a una población de 222 niños y niñas, la escuela comenzó un proceso de remodelación y luego de la demolición de la misma, se asignaron los recursos y estos se agotaron, actualmente está paralizada.

 

Nos informaron que los niños ven clases en patios de casas de los representantes, estacionamientos o en cualquier sitio prestado, para de esta forma, no perder el año escolar.

 

Anexamos escrito de la denuncia:

La Escuela Bolivariana Mons. Marco Tulio Ramírez Roa, fue beneficiada con la aprobación un proyecto de rehabilitación de la infraestructura. La obra por licitación fue asignada a la empresa General de Ingeniería C.A.  GEDINCA, cuyo presidente es el ingeniero Rafael García Orozco, dicha obra fue aprobada por un monto de 13.876.600.00 Bs. de la cual recibieron un anticipo de 6.194.910,72 Bs. F cuyo concepto establece que es para  la construcción de edificio de dos niveles en tipología metálico rural.

 La obra fue iniciada  el 12 de agosto de 2013 se dio  inicio de trabajo en la escuela en octubre de 2013, la fecha de terminación del contrato era el 12 de agosto de 2015.

Desde allí ha sufrido retraso en su ejecución por varias paralizaciones que son las siguientes:

  • 01 – 11 – 2013 porque no estaba claro el estudio de suelo que fue considerado que era muy superficial,  entonces fue contratada una empresa por FEDE Caracas para hacerlo pero se demoró mucho en la realización del citado estudio de suelos. Casi 6 meses de espera para su entrega, en este tiempo se dispararon los precios por inflación.
  • Se reinició nuevamente el 01 – 04 – 2014.
  • Hubo otra paralización el día el 11 – 08 – 2014 para cambiar el proyecto de estructura de cemento a estructura metálica debido a la escasez de cemento en el mercado local. 
  • Se inició nuevamente el 17 – 11 – 2014 y una nueva paralización del 19 – 12 -2014. ? Se reinició el día 05 – 01 – 2015 y una nueva paralización 02 – 02 – 2015.
  • Una nueva fecha de culminación para el 25 – 03 – 2015 Representando aproximadamente para la fecha de hoy un 30% de ejecución de la obra.
  • En el transcurso de ejecución sufrió dos paralizaciones bajo autorización de FEDE con la razón de que la empresa de estado contratada para el premezclado (Cemento Andino) no suministraba el mismo. Luego, se dio una segunda paralización porque no se encontraba el material necesario para su ejecución (vigas IPN calibre 12). Se acabó el dinero y la obra no llego a donde se esperaba.

Actualmente se agotaron los recursos y la obra se paralizó el 20 de julio de 2015 y queda aproximadamente en un 30% en ejecución. La Arquitecto Moraima Ceballos Coordinadora Regional de FEDE Táchira  que la obra por parte de la empresa GEDINCA C.A. está en proceso administrativo de cierre, que falta por dar el APORTE SOCIAL del monto equivalente entre el 1 al 3 % que establece la ley.

SE REQUIERE YA LA ASIGNACIÓN DE RECURSOS PARA DAR CONTINUIDAD A LA OBRA, pero preocupa entonces que estamos a punto de cerrar el año fiscal 2015 y que se demore mucho la asignación de nuevos recursos y una nueva licitación y que estos trámites burocráticos nos lleve a varios años más en espera de la construcción de la escuela.

Cabe destacar que están siendo afectada una población de 222 niños y niñas sujetos con toda clase derechos que están siendo vulnerados, que ven clase en condiciones de peligrosidad tanto por la movilización de vehículos como otros muchos factores de riesgo, ya que a partir de la demolición de la escuela hubo que buscar espacios alternativos de comunidades adyacentes que permitieran organizar aulas de clase improvisadas. Como son la casa comunal del sector Araguaney y la Casa Comunal del sector 5 de la Urbanización Río Grita, así como garajes que han facilitado los vecinos del Araguaney, comunidad esta que queda aproximadamente a 1 ½ kilómetro de distancia de la sede principal de la escuela trayendo dicho traslado peligro para los niños por salir de una comunidad a otra, además del traslado inadecuado de los alimentos del Programa Alimentario Escolar (PAE) el cual es trasladado diariamente en una especie de carrucha o cesta con ruedas mal llamada zorra, para trasladar los alimentos y que lleguen a los niños donde quiera que estén ubicados. Esta carrucha es unida a un moto taxi, que dicho sea de paso es pagado con recursos de los representantes y docentes.

 Es de resaltar aquí que entre los espacios prestados en las dos casas comunales, a pesar de haber sido medianamente acondicionados solo por la autogestión de cada docente de aula, junto con sus representantes, los espacios son muy reducidos, el calor es incesante, sin aire acondicionado en estas altas temperaturas de la población de La Fría, además de esto   hay unas escaleras muy inclinadas que son usadas por los niños y docentes para subir a la segunda planta, y que aunque se está muy agradecidos por estos préstamos de sus espacios, está siempre la presión de estar en lugares prestados, que no son adecuados para recibir clase, y  que la comunidad necesita para su desenvolvimiento social como comuna, de formación de sus vecinos en cursos y talleres como era utilizado antes, es por eso  que en Asamblea de Ciudadanos del día 1 de octubre 2015, en la comunidad del Araguaney, decidieron prestar solo hasta el día 30 de julio del 2016 dichos espacios para que funcionen allí esas aulas, es decir el año escolar presente, afectándose entonces la población estudiantil que no tiene donde más ser ubicada. Y que además ha sufrido deserción de un  30% de la escuela porque algunos representantes no quieren poner a sus hijos en estas condiciones, los llevan con sacrificio también para escuelas que aunque estén lejanas, son cómodas, pero todos no tienen los recursos para trasladarse diariamente, y si así fuera nuestra escuela desaparecería por la deserción total de niños.

SE REQUIERE CON URGENCIA UN PLAN DE EMERGENCIA para una asignación pronta de recursos que no haya demora en la construcción, que la nueva empresa que siga la obra tenga apoyo para conseguir los materiales a precios justos y que el Ministerio del Poder Popular para la Educación sepa y sienta que tiene una gran población de niños y docentes que están en condiciones precarias y sin recibir la llamada Educación de Calidad.  

Fin de la cita.

 

Este descuido demuestra, que aún en “revolución”, no se garantiza el derecho al estudio y se violenta los derechos humanos fundamentales que establecen la Constitución y la LOPNA, o será esto culpa de una nueva guerra, ¿la guerra educativa?

LP

Compártelo: