El dolor de emigrantes venezolanos al despedirse de su familia: “No me querían soltar”

emigrantes-venezolanos

Todos los días las fronteras de los países vecinos son pisadas por decenas de venezolanos que intentan eludir la crisis humanitaria para resolver su futuro y el de sus familiares. El dolor de emigrantes venezolanos.

Del 10 al 12% de la población ha emigrado como consecuencia de la situación agobiante que se vive en Venezuela, el Encovi 2017 estima que se han ido 1,3 personas por hogares desde 2012 y esta cifra solo engrosaría la primera.

Pero irse del país no es fácil para muchos, en un reportaje trasmitido por Noticias Caracol, que graba todo el recorrido de bus desde Venezuela a Ecuador, se cuentan las historias de varios venezolanos, entre ellos, tres hermanos que luego de ver cómo el negocio familiar quebró en enero del presente año, decidieron hacer maletas.

“En pocos días todo se fue a la nada. Quebramos porque la inflación se comió todo. Como los costos están tan elevados, alcanzan en la actualidad para comprar un kilo de queso y un cartón de huevo. En eso se va el sueldo de un mes de trabajo”, señaló Pablo Carmona, uno de los tres hermanos.

Daniel Carmona, no pudo contener las lagrimas cuando les preguntaron por su familia, ya que en Venezuela se quedó su hija de 9 años de edad. “Lo que me decía es que no la fuera a olvidar, que estuviera pendiente, que la llamara. Le dije ‘no te preocupes que yo lo voy a hacer’”, luego con un asentamiento de cabeza, no pudo hablar por el llanto, indicó que en los tres días del viaje no ha podido hablar con la pequeña.

Pero Daniel no fue el único que dejó a su retoño y tampoco fue el único que lloró al recordarlo. Kattiuska Jiménez, que  tras no poder contener el llanto narró cómo fue el momento de despedirse de sus hijos:“No me querían soltar. Fue algo muy doloroso, pero tengo que hacer el sacrificio por ellos porque no hay futuro”, dijo.

Ver video en Noticias Caracol

 

Compártelo: