Despelote por comida se pone rudo

En un Bicentenario de Caracas un funcionario disparó al aire para contener una estampida de usuarios.  En Valencia consumidores desesperados causaron estragos en una tienda Makro

Venta de alimentos que termina en violencia, que requiere la presencia de funcionarios militares. Y en su ausencia, el “desespero”, la gente que entra a los comercios, la que se lleva lo que encuentra, la que cae detenida en su intento.

 

Ayer sumaron seis en Valencia, en una tienda de la cadena Makro, donde los compradores agolpados en la entrada ingresaron al local, se montaron en los anaqueles, lanzaron desde lo más alto la mercancía exhibida e intentaron llevársela, valiéndose de la falta de control de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

 

Finalmente llegó la Policía militarizada, frenaron la situación. “No hubo saqueos”, precisó una fuente de la compañía, que pidió el anonimato y que agregó que “fue una cosa que sucedió en cuestión de minutos”.

 

Pero sí hubo un intento, según se conoció a través de un video que circuló por redes sociales. Un episodio que se asemeja a la ola de violencia que se vivió el viernes pasado en San Félix (estado Bolívar) y que dejó un saldo de una persona fallecida.

 

De los detenidos en Carabobo se desconoce la identidad, pero de acuerdo con el representante de la empresa, ayer mismo las presentaron ante los tribunales.

 

Mercados, violencia…

 

De Valencia a Caracas. La gente, amontonada en la puertas de un abasto Bicentenario, intentado comprar. Cuatro efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), intentado controlar el evidente desespero de al menos un centenar de personas que buscaba productos a precios regulados.

 

Disparos al aire desde el interior, la mayoría corrió, se alejó de la puerta mientras pocos lograron entrar al negocio estatal, atravesando la reja blanca que los uniformados que portaban pantalón negro y camisa kaki cerraron y sostuvieron para aguantar a los que estaban en plena Calle 1 La Industria, de Palo Verde.

 

Un video, fotografías tomadas desde los edificios residenciales que están al frente, Twitter, una vez más, fueron las vías de denuncia.

 

Conatos en Bolívar

 

“Ellos, con su locura, pretenden llevar al pueblo a golpearse hermanos contra hermanos”, dijo ayer el ministro Gustavo González López, de Interiores, Justicia y Paz, al referirse a los hechos ocurridos el viernes pasado en el estado Bolívar.

 

Desde la zona, en transmisión del canal estatal VTV, acusó a la oposición de ser los autores de los saqueos que se produjeron cuando ciudadanos buscaban alimentos en un comercio.

 

El titular de Interior acusó que desde esa fecha se presentaron conatos de saqueos, que los habitantes de la zona rechazaron. “Ciudad Guayana está en total normalidad hay personas que quieren hacerle daño a este estado”.

 

Manuel Hernández/La Verdad

Compártelo: