Denuncian que el Gobernador Ameliach estaría pensando crear un vertedero en zona agrícola

El dirigente del Voluntad Popular en Carabobo, Aarón Rodríguez, denunció este sábado las presuntas intenciones que tendría el gobernador de la entidad, Francisco Ameliach, de construir un vertedero de basura en el asentamiento campesino Queipa, en Miguel Peña, al sur de Valencia, lugar de vocación agrícola y con importantes recursos hídricos que servirían -más bien- para el desarrollo agroalimentario de la región, justamente en momentos en que más se necesita para el abastecimiento local y nacional.

Rodríguez indicó que la denuncia le fue suministrada directamente por algunos integrantes de los Consejos Comunales de la zona quienes preocupados le aseguraron no haber sido consultados sobre una medida que indiscutiblemente los afectaría, dada la contaminación que se podría propagar gracias a los desechos allí depositados.

“Sabemos que el estado tiene graves problemas con el sistema de deposición de desechos sólidos, esto debido a que el vertedero de La Guásima ya colapsó después de 49 años de funcionamiento, pero no se puede solucionar un problema generando otros, sin planificación y sin hacer las consultas necesarias que sirvan para generar soluciones concertadas más eficaces, procurando que los residuos y desechos sólidos se gestionen sin poner en riesgo la y el ambiente de los carabobeños”.

El activista de Voluntad Popular indicó que en el asentamiento actualmente se cosechan yuca, papas, limones, naranjas, mandarinas, plátanos y , además de que existen alrededor de ocho ganaderas y avícolas (con unos 2 mil 500 trabajadores) que, entre otras cosas, producen cerdo y los hoy casi desaparecidos de los anaqueles huevos, lácteos y quesos; esto sin olvidar mencionar la existencia en la zona de aguas subterráneas que se verían contaminadas de llevarse a cabo la creación de un botadero.

“Son unas 476 hectáreas productivas que posee el asentamiento agrícola -de las cuales se pretenden expropiar unas 172 para el botadero- donde viven unos 176 grupos familiares de campesinos que trabajan la tierra y que viven de ella. No entiendo cómo el gobernador, de ser ciertas estas inquietudes que nos han manifestado los habitantes de Queipa, podría destruir la sinergia natural que se ha dado en este lugar para producir alientos, situación que beneficia a buena parte de Valencia, sin antes haber hecho una consulta pública al respecto”.

Rodríguez invitó al gobernador a elaborar un plan integral de residuos y desechos sólidos con todos los niveles de gobierno (nacional y municipales), a fin de impulsar un plan de gestión adaptado a los nuevos tiempos, siguiendo las normas en esta materia para evitar impactos dañinos sobre el ambiente y sobre la salud de los carabobeños.

“Hoy vivimos prácticamente entre la basura; existen problemas que van desde la recolección hasta la deposición final, con todas las consecuencias ligadas a la salud que de ello se desprende. El problema de la basura compete tanto al nivel nacional de gobierno, como al estadal y al municipal, así que cualquier solución que se pretenda debe pasar por estas instancias, sin olvidar al poder popular, a la gente, a las comunidades, al campesino. No es tiempo de demorar más la solución, pero esto no implica buscar salidas improvisadas que lejos de traer beneficios traería consecuencias irrevertibles”.

Como medida para hacer un llamado de atención a las autoridades, este sábado durante la mañana se realizó una asamblea de ciudadanos en el sector, en la que se recolectaron firmas que acompañarán un documento que se introducirá en el Ministerio Público, el Ministerio de Ambiente, así como en la Comisión de Ambiente de la Asamblea Nacional, a fin de dar a conocer la problemática que representaría para el asentamiento campesino Queipa la construcción de un vertedero de basura.

NP

 

Compártelo: