Clientes de Mercal protestaron tras recibir ”trato inhumano”

Algunas personas llegaron ayer a las 3:00 de la mañana para hacer su cola y comprar productos regulados en el Mercal de Patarata, pasaron horas soportando el inclemente sol y otras penurias, hasta que les dijeron que ya no había más comida para vender. Fue entonces que decidieron cerrar la calle ubicada frente al establecimiento comercial, que colinda con la avenida Libertador, y quemar desperdicios. Así lo reseñó El Impulso.

Nery Añez, residente de Río Claro, dijo que los manifestantes acordaron la acción de protesta porque los tenían engañados, pues los guardias nacionales que custodiaban el Mercal les aseguraban a cada momento que sí podrían comprar los alimentos y al final eran mentiras. “Repartieron solo 150 números de los 600 que debían”, precisó.

“Ese Mercal lo reinauguraron hace apenas una semana y antes funcionaba mejor porque allí atendían a mil personas diarias, ahora apenas a 150”, comentó Maribel Vílchez, habitante del sector Los Libertadores, vía a Duaca.

Varias personas de la tercera y con discapacidad se quejaron por el trato inhumano que recibieron. Señalaron que los efectivos castrenses ni siquiera se condolían de ellas, pese a mostrarles los informes médicos en los que constaba su condición de salud.

“Ahora quieren trabajar hasta las 2:00 de la tarde porque ellos (empleados del Mercal) sí tienen qué comer”, puntualizó una consumidora que optó por el anonimato. “Los mismos guardias meten a su gente y nosotros nos quedamos por fuera”, añadió.

Entre las personas que protestaban era frecuente escuchar que en el Mercal de Patarata abundaban los bachaqueros.

Se buscó conocer la versión de la gerente al respecto, sin embargo, el portero dejó bien claro que los medios de comunicación tenían prohibida la entrada.

SN

Compártelo: