Alcalde Warner Jiménez rechazó actos vandálicos de sectores oficialistas en Maturín (Fotos)

El alcalde de Maturín, Warner Jiménez, rechazó los actos de violencia en el centro de la capital monaguense y la toma de diversas sedes del gobierno municipal desde este lunes 21 de diciembre, por parte de un grupo de sindicalistas afectos al oficialismo que pretenden generar el caos en la ciudad a escasas horas para la Navidad.

“Los actos vandálicos que hemos vivido en los últimos días son responsabilidad de un pequeño grupo identificado abiertamente con el oficialismo, que bajo manipulación y engaño han impedido que los trabajadores de la Alcaldía cumplan con sus labores, ya que mantienen secuestradas las instalaciones del Palacio Municipal, del Instituto Autónomo Municipal de Ambiente Maturín (Iamam), y de los talleres de Mantenimiento Urbano”, explicó el jefe del gobierno local en rueda de prensa.

Destacó que estas personas dañaron varias herramientas de trabajo e impidieron que los camiones de recolección de basura, así como las cuadrillas de mantenimiento, salieran a sus labores cotidianas; además de regar desechos por varias avenidas y espacios del casco central, así como la quema de cauchos y materiales contaminantes.
Igualmente, denunció que una turba enardecida agredió físicamente al concejal Julio Aníbal, en las inmediaciones del Palacio Municipal, a quien golpearon salvajemente.

“Hacemos un llamado a la Fiscalía y al Ministerio del Trabajo para que atienda todas las denuncias que venimos cursando desde hace tiempo… ¿Por qué no están actuando y están permitiendo que Maturín sea vandalizada?”, increpó Jiménez.

Igualmente, exigió que las autoridades competentes intervengan y restablezcan el orden público en la ciudad y se acabe el vandalismo, al tiempo que recordó que desde enero le quitaron el control de la Policía Municipal, y no cuenta con el apoyo de este cuerpo de seguridad.

Pdvsa responsable

El alcalde Jiménez aseguró que toda esta situación pudo haberse evitado si Pdvsa hubiera cumplido con el pago de las retenciones petroleras, las cuales no entrega al Municipio desde hace 8 meses. Aseguró que esos más de 438 millones de bolívares forman parte del presupuesto con el que se deben pagar los compromisos laborales que hoy usan como excusa los violentos manifestantes.

“Nosotros hemos recorrido todas las vías necesarias para cumplir con los compromisos laborales con nuestros trabajadores, hemos visitado instancias locales y nacionales, pero no hemos recibido respuesta; tenemos meses solicitando a Pdvsa Maturín que cancele al municipio la deuda que tiene por las retenciones petroleras, sabemos que esos recursos están en sus arcas ganando intereses ”, sentenció.

FOTO 1 (4)

FOTO 3

FOTO 4

Compártelo: