Los muertos desaparecen de la Morgue de Bello Monte

Familiares de Jhony Oscar Martínez, de 36 años, denunciaron la falta de ética profesional de los patólogos de la Morgue de Bello Monte. Aseguraron que cuando fueron a retirar el cuerpo de Martínez, tuvieron que retrasar el proceso de sepelio porque no lo conseguían debido a la cantidad de fallecidos que no habían sido autopsiados.

Enrique Torrealba -tío de la víctima- explicó que su sobrino se había desaparecido el pasado 8 de octubre y nadie de la familia tenía conocimiento de su paradero, por ello decidieron ir este miércoles a la medicatura forense de Bello Monte para descartar si el cuerpo estaba ahí.

Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) les informaron que el cuerpo de Martínez ingresó el pasado 9 de octubre, presuntamente degollado. Consiguieron el cuerpo en La Rinconada.

Torrealba señaló que pudieron identificar a su sobrino a través de unas fotos desde la computadora. Los patólogos les informaron que no podían ver el cuerpo debido al avanzado estado en descomposición. Tenía un poco más de un mes dentro de una bolsa negra e iba a ser enterrado en fosas comunes.

Además denunció que cuando llegaron hasta Bello Monte el jueves – con el fin de retirar el cuerpo-  le dijeron que fueran al día siguiente -este viernes- porque el cuerpo no lo lograban encontrar. “Aquí los trabajadores echan carro. Fuman y hablan mientras uno espera que consigan el cuerpo de nuestro familiar”.

La víctima vivía en la calle 18 de Los Jardines de El Valle. Era el dueño de un negocio de chucherías y un sujeto lo estafó y le robó el local. Tras eso, Martínez entró en un proceso de depresión y fue que decidió desaparecer.

Foto: Marinés Baptista

Foto: Marinés Baptista

por Marinés Baptista/CaraotaDigital en noticiasaldiayalahora.co

Compártelo: