Los Manaure: 53 días de cautiverio y muerte

El cadáver de Dereck Manaure Palencia (16), hijo del basquetbolista Juan Manaure, lo hallaron en el estado Miranda. Lo reconocieron por su ropa. El secuestro lo planificó una prima de la víctima y su marido, recluso de Tocorón. La Policía capturó a sus cómplices y en la cárcel mataron a dos

La Verdad

“Papá, ayúdame, me van a matar”, fue el último mensaje telefónico que le dio Dereck Roneiker Manaure Palencia (16) a su padre, el basquetbolista Juan Manaure. Pese a la advertencia del muchacho, la familia mantuvo la esperanza de que lo encontrarían con vida. Les exigían 30 mil dólares para liberarlo. Pero ellos no tienen dinero. Tras 53 días de desvelos lo encontraron muerto en el sector Chuspita de Caucagua, estado Miranda.

“Hijo, aquí estoy esperando por ti”, difundía con frecuencia el deportista a través de sus redes sociales. Suplicaba por noticia del menor de sus hijos. Al muchacho se lo secuestraron el 23 de diciembre de 2016. “Le dijeron que bajara a buscar 100 mil bolívares, de los cuales podía quedarse con 30 mil. Él inocentemente bajó y cuando llegó a la calle, vio a unos tipos en un carro. Se acercó, lo obligaron a montarse en el vehículo”, contó su padre.

Los captores solo se comunicaron con Manaure en dos oportunidades: el 25 y el 26 de diciembre de 2016. De la segunda llamada, el basquetbolista solo recuerda las súplicas de su hijo. Para resguardar la integridad del muchacho no divulgó el plagio hasta el 30 de diciembre.

Suspenso

“Lo único que quiero es que me devuelvan a mi bebé con vida, es un niño inocente que no se merece algo como lo que está pasando”, dijo Manaure en entrevista con un periódico.

Pese al silencio de los secuestradores, el jugador no perdía la fe de reunirse con su pequeño. Suplicó colaboración de sus seguidores por las redes sociales para encontrarlo. El 1 de enero se difundió en los medios la posibilidad del asesinato del adolescente e inmediatamente lo desmintió.

La angustia lo llevó a perder el sueño por más de 40 días. Pasaba el día mirando el teléfono o esperando que repicara, detalló Manaure en una entrevista a Ovasiondedeportes, a quienes confesó que su esposa estaba sedada desde el día del secuestro.

El miércoles 1 de febrero acudió al Fuerte Tiuna para pedirle al presidente Nicolás Maduro, que se agilizaran las investigaciones del caso. “Estoy agradecido por la atención que me ha dado el Estado. En medio de mi desesperación solo deseo que avancen rápido las investigaciones”, escribió Manaure en su cuenta de Twitter, el 6 de febrero.

La búsqueda terminó, el pasado martes en la noche, en una fosa en el sector Chuspita de Caucagua, estado Miranda, reseñó El Nacional. Lo reconocieron por la vestimenta y la confesión de su asesino, Ángel Miguel Heredia González (22).

Las detenciones

“Hay algunos detenidos, entre ellos un familiar del basquetbolista, quien suministró información a su esposo, que a su vez se encuentra detenido en la cárcel de ‘Tocorón’ y desde allí contactó a unos delincuentes (que secuestraron al niño)”, informó Douglas Rico, director nacional de la Policía científica, en una rueda de prensa, el 25 de enero.

Según la Policía científica, Leida Solángel Mendoza, quien es prima de Manaure y esposa de Jean Carlos Bandris Palomo, alias el “Oso”, preso de Tocorón, planificaron el secuestro desde la cárcel y se confabularon “Chacumbele y el “Chino Los Teques”, reos del penal de Tocuyito, para el ataque y posterior cobro del rescate.

Los planes cambiaron y mataron, en una fecha aún por definir al adolescente. Los oficiales no pudieron localizar el cadáver hasta la captura de Ángel Miguel Heredia González (22), presunto asesino. Un tribunal de control del área metropolitana de Caracas lo imputó ayer tras una orden de la Fiscalía Nacional 46.°, informó el Ministerio Público en un boletín de prensa. En su poder encontraron prendas de la víctima.

Al “Oso” y a uno de sus cómplices los asesinaron en Tocorón y a los otros dos en Tocuyito, publicaron ayer los medios digitales.

Los Manaure aún no podrán cerrar el capítulo. El deportista ingresó a escondidas a la morgue forense de Bello Monte. Se mostró hermético ante los medios. No ofreció declaraciones. Acompañaba a su esposa, a quien le tomarían una muestra de sangre para confirmar la identidad de la víctima a través del ADN.

Solidaridad

La Federación Venezolana de Baloncesto (FVB) se sumó a las condolencias que le han enviado a Juan Manaure por el fallecimiento de su hijo, Derek Manaure, quien fue hallado sin vida el pasado martes tras haber permanecido secuestrado desde finales de 2016.

“Nos unimos al luto que embarga al atleta Juan Manaure y a sus familiares. Que Dios les dé mucha fortaleza”, escribió la FVB en su perfil oficial de Twitter.

Compártelo: