Leopoldo López: Por nuestra libertad el 23 de enero tenemos que ser millones en las calles

Ante la detención arbitraria del diputado de Voluntad Popular, Gilber Caro, bajo el argumento de liderar un falaz plan para “rescatar” a López, este expresó: “Quiero mandarle mucha fuerza a mi hermano @gilbercaro diputado secuestrado por la dictadura. Gilber es un ejemplo de superación personal, un gran líder social y un demócrata, luchador incansable por el cambio que clama nuestro pueblo”. También se solidarizó con el gobernador de Miranda, Henrique Capriles. “Mi solidaridad con @hcapriles ante la pretensión de esta dictadura de inhabilitarlo. Hermano, no podrán con todos”.

El líder político venezolano y preso de consciencia, Leopoldo López, se pronunció a través de su cuenta en tuiter sobre la más reciente arremetida del régimen de Nicolás Maduro contra la oposición democrática, afirmando que “frente a la dictadura hay que ser irreverentes y desafiantes” al tiempo que instó a los venezolanos a “dar un mensaje contundente el próximo 23 de enero”.

El líder de la Unidad y coordinador nacional de Voluntad Popular, quien está próximo a cumplir 3 años de injusta prisión en la cárcel militar de Ramo Verde y durante las últimas horas también ha sido objeto en su celda de nuevas requisas y destrucción de documentos personales, recordó que “Esta lucha está llena de riesgos, pero ¡no claudicaremos por nuestro pueblo! (…) Frente a la dictadura hay que ser irreverentes y desafiantes (…) En estos tiempos debemos ser rebeldes y ante cualquier atropello a nuestros derechos, es necesario protestar, alzar nuestra voz y conciencia”.

En este sentido, López pidió al pueblo venezolano manifestarse contundentemente en las calles el próximo 23 de enero. “El pueblo en la calle, organizado, todos los venezolanos afectados por esta dictadura debemos dar un mensaje contundente el próximo #23E (…) Venezolanos, por nuestra libertad el #23E tenemos que ser millones en las calles diciéndole a la dictadura ¡Ya Basta!”.

Otra vez el billete de a 100 Bs.

La terrible historia del “santero violador”: De la casa entraban y salían niñas

 

Compártelo: