“La Virgen de Coromoto reveló signos de vida”

Pablo González, recorre las distintas ciudades del país para contar su experiencia y milagros evidenciados durante la restauración de la imagen original de la virgen Nuestra Señora de Coromoto, patrona de Venezuela, cuya aparición data del año 1652, en Guanare estado Portuguesa.

El Impulso/ María Andreína Aguilar

Por mucho tiempo la iglesia y la población católica, empleó el término reliquia para referirse al retrato que mide tan solo 2 centímetros de ancho x 2,5 centímetros de alto, que quedó en manos del Cacique Coromoto, pero luego de la recuperación iniciada en marzo de 2009, con la autorización de la Conferencia Episcopal Venezolana, él, su colega Nancy Jiménez y otros especialistas, determinaron que se trataba de una Mariofanía, “una manifestación viva de María Santísima”.

Milagros de la Madre de Dios

Durante la entrevista concedida a EL IMPULSO, relató que fue testigo de varios sucesos extraordinarios, inexplicables para la ciencia.
Mientras sostenía en sus manos la copia a escala real de la figura, recordaba que la primera fase del proceso de reparación se desarrollaría entre tres y cinco semanas, sin embargo se hizo en seis días, lo cual fue bastante significativo y sorprendente.

Explica que el deterioro era intenso; la imagen estaba fracturada, tenía hongos y una mancha de óxido a nivel de la cara, por eso sería sometida a un tratamiento acucioso, sin embargo, detectaron que se blanqueó sin utilizar químicos.
De igual modo, notaron que algunos extremos rotos del soporte de algodón (trozo similar a una servilleta) se modificaron por sí solo, no hubo manipulación.

Ante lo que evidenciaban los expertos quedaron perplejos.
La reacción fue la misma al intensificar la observación, pese a que realizaron nuevos descubrimientos; entre ellos, que la figura era de un solo trazo y una sola densidad de tinta, además que los pigmentos no estaban adheridos al frágil papel, por el contrario, a cierta distancia se distinguen pequeñas tiras de hilos que hacen el contorno de la Virgen y pareciera que flotaran sobre la superficie.

ElImpulso.com

Compártelo: