La peligrosa “moda sexual” entre adolescentes que llegó a España

El diario español ‘El Confidencial’, afirma que la moda surgió en América Latina, “donde estas peligrosas prácticas entre adolescentes son muy frecuentes. Casi siempre envueltas en un ambiente plagado de consumo de alcohol —y en ocasiones también drogas—, la ‘ruleta sexual’ recibe el nombre de ‘carrusel’ y ha provocado hechos tan alarmantes como los que se publicaron en Colombia hace tres años: 6.967 embarazos no deseados se registraron entre niñas de 10 a 19 años”.

El llamado ‘juego del muelle’ está generando cierta alarma social. Parece una nueva moda, una verdadera imprudencia relativamente extendida entre adolescentes, animados por el alcohol y cierta temeridad propia de la edad. También llamado ‘ruleta sexual’, el juego consiste básicamente en que los chicos se sitúan en círculo, sin ropa interior, mientras las chicas se van sentando sobre ellos alternativamente, cada 30 segundos, forzando una penetración. Los chicos que eyaculen van siendo progresivamente eliminados.

Según publica otro diario de España, ‘El Correo’, “el primer caso conocido en España tuvo lugar hace unos meses en un piso de Fuenlabrada, en Madrid. En un vídeo que circula por las redes sociales, se puede ver a varias chicas desnudas de cintura para abajo. El juego empieza cuando se sientan encima de tres chicos forzando la penetración sin protección. A los 30 segundos cambian de pareja. Y así dos veces más hasta que uno de los chicos finalmente eyacula”.

 

Riesgos importantes

 

En RT hemos consultado con E.H.C., una doctora del hospital Gregorio Marañón de Madrid, que nos ha explicado que en este juego “el riesgo principal para la chica es el embarazo no deseado, y en cuanto a contagios, todas las infecciones de transmisión sexual, para las que el preservativo no siempre proporciona suficiente protección”.

 

Entre estas infecciones posibles, la doctora destaca la peligrosidad del virus del papiloma humano (VPH): “es un riesgo muy grave. Mucha gente se infecta y en muchas ocasiones no pasa nada; pero en un pequeño porcentaje de casos aparecen verrugas genitales o, lo que es peor, una metaplasia que podría acabar generando un cáncer de cérvix”. Para los chicos, los riesgos asociados al papiloma no son tan graves, pero pueden convertirse en potenciales transmisores del virus y propagarlo entre muchas.

 

En cuanto a la atención del paciente que declare haber participado en un juego de este tipo, el protocolo no difiere demasiado del que se aplica a cualquier persona que acuda a consulta tras realizar prácticas sexuales de riesgo: “depende del caso, y de lo que declare el o la paciente, habrá que administrar la píldora anticonceptiva…y en todo caso hay que hacer una buena exploración. Y un buen seguimiento, porque muchas enfermedades de transmisión sexual no se manifiestan enseguida, sino tras un periodo de latencia”.

 

La doctora no descarta que este tipo de prácticas, generalmente realizadas por adolescentes y en entornos en que se mezcla el alcohol o las drogas, la presión social y la inseguridad, puedan dejar algún tipo de secuelas psicológicas. “Es una edad complicada y hay que atender ese factor también”, añade.

 

RT

Otra vez el billete de a 100 Bs.

Mira lo que cuesta una lancha para pasear en Chichiriviche

 

 

Compártelo: