Julio “Coco” Jiménez: Yo no funciono como políticos tradicionales

Lo conocía por el revuelo que causó en redes sociales en 2014, cuando con argumentos tajantes y lógicos opinaba sobre el panorama político, económico y social de ese entonces en la llamada “época de guarimbas”. Tiene un canal de youtube llamado “Julio Coco Tv” en el que publica su Beta Político, con disertaciones que no se identifican para nada con las propuestas de la Mesa de la Unidad Demócratica (MUD); mucho menos con las del oficialismo.

Con información de Ricardo Lo Dice

Julio César Jiménez Gédler, se define como un activista político. Es oriundo de la ciudad de El Tigre, estado Anzoátegui donde estudió Química. Con él pauté la entrevista telefónica. A las 9:30 am, me dijo que le parecía bien.

En un país tan acontecido como Venezuela, @Juliococo como es conocido, tiene una gran cantidad de seguidores en las redes sociales, en las que a su juicio es propicio el escenario para que se le conozca.

Tras los anuncios de los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo oposición-régimen con la mediación de la Iglesia católica, emitió una serie de tuits en el que convocaba a formar parte de un movimiento alternativo llamado Redes Disidentes.

“Todo nació en 2014. Queríamos armar un movimiento, pero teníamos tres cosas claras: 1) que debía ser en redes distribuidas, 2) no pertenecíamos a la oposición ni a la resistencia, pues, nosotros estábamos claros que éramos disidentes y 3) necesitábamos un movimiento donde los canales de comunicación eran distintos a los tradicionales. Ahora bien, entendimos que lo que necesitábamos eran redes disidentes y como nunca nos pudimos poner de acuerdo con el nombre, sencillamente lo dejamos así. Más que un experimento, las Redes Disidentes es un movimiento que también tiene que ver con la comprobación de las teorías políticas modernas, que nosotros pretendemos trabajar. No es una cuestión que nace como los partidos o políticas tradicionales”.

Jiménez indica, que el fundamento de Redes Disidentes lo plasmó como un conjunto de ideas políticas en su libro y explica que, por ser disidentes, tienen un accionar público, privado y clandestino, razón por la cual, rara vez publican las acciones o planes a ejecutar. “Nosotros comprendemos que estamos luchando contra una dictadura y en base a eso nos comportamos”.

En diferentes oportunidades ha cuestionado la forma de convocatoria de manifestación pacífica de la oposición, y con total firmeza, dice que hay un errado concepto de protesta en Venezuela. Es necesario conocer el para qué se convoca, puesto que la lucha contra la dictadura necesita mucha audacia e inteligencia

“Las convocatorias tradicionales de la MUD son muy similares a las de los eventos electorales, como los mítines, para que la gente oiga al candidato y se aplauda. Eso no es protesta. En el momento cuando se establezca la diferencia entre protesta y los mítines se podrán tener convocatorias más efectivas, para que realmente cumpla su función. Porque también hay que entender que se convocan protestas simuladas, para que la gente haga catarsis y se crea que se está haciendo algo bien. Yo creo que más allá del problema del cómo se convoca, el tema es el por qué y para qué”.

Ahora bien, la incógnita se dirigía hacia el por qué Redes Disidentes no convoca a una manifestación pacífica y se introduce en el ruedo político. La respuesta de Julio Coco fue que ni el movimiento ni él mismo realizan las cosas por hacerlas, sino ante todo con un objetivo y una perspectiva de qué se gana, qué se pierde y qué riesgos se asumen; por lo cual, argumenta que convocar una protesta masiva en Venezuela necesita una proyección de un liderazgo que sea masivo.

“Por razones de trabajo y políticas viajo por todo el país, he estado por ejemplo, en Soledad y la gente en la calle no me reconoce, en cambio yo me monté en el metro en Buenos Aires y todos los venezolanos me conocían. Los liderazgos deben tener una proyección comunicacional. Me han entrevistado en dos años aproximadamente nueve veces en CNN, pero en dos años ni una vez en Venevisión ni en Televen. Dos veces en Globovisión y por eso sacaron un programa del aire que fue el de Shirley Varnagy. Esos son los canales más vistos de la sociedad venezolana. La mayoría de los venezolanos no tienen televisión por suscripción. ¿Quiénes me conocen a mí? Aquellos que tienen una alta conectividad en redes sociales y que están pendientes de lo que pasa”.

No obstante, afirma que el régimen ha sido sumamente efectivo y tiene como objetivo que las voces disidentes o no alineadas con el sistema político no tengan proyección en los medios de comunicación nacional. Lo que representa una limitación para el movimiento, que solo se combate con activismo cuerpo a cuerpo y con que las ideas se conozcan.

Continuar leyendo aquí: Ricardo Lo Dice

Compártelo: