Julio Borges: La FANB no puede prestarse para ser verdugos de los diputados

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges (Unidad-Miranda) consideró “absolutamente arbitraria e inconstitucional” la detención del diputado Gilber Caro (Unidad- Miranda) y enfatizó que los tribunales militares no tienen facultad para juzgar a un civil.

“Las Fuerza Armada no puede prestarse a ser los verdugos de los diputados, a ser los verdugos del pueblo y los tribunales militares no están hechos para juzgar a civiles y mucho menos para juzgar a un diputado (…) La mayoría de la FAN que quiere un país donde se cumpla la Constitución, tiene que rebelarse al hecho de que los tribunales militares se estén utilizando para juzgar a civiles”, dijo el diputado Borges en rueda de prensa desde los jardines del Palacio Federal Legislativo.

En este sentido, manifestó que la Asamblea Nacional rechaza en pleno la detención de Caro y recalcó que quienes están en el Gobierno realizan estas acciones “para meter miedo”.

“Queremos dejarle claro a quienes están en el poder que no tenemos miedo, que vamos a seguir luchando y que vamos a darlo todo para que Venezuela sea libre y el pueblo pueda votar”.

“El Gobierno ha desatado una política del miedo y del terror porque sabe que no tiene ningún tipo de apoyo popular, porque sabe que el pueblo venezolano lo que quiere es votar, poder expresarse para que haya un cambio en el país”, agregó.

Asimismo, el presidente del Parlamento informó que acudirán a instancias internacionales para plantear el caso y denunciar al Gobierno de Venezuela por el delito de terrorismo de Estado. “El hecho de que un diputado sea juzgado en un tribunal militar es un escándalo mundial”, recalcó.

“Lo que está desarrollando el Gobierno venezolano es un delito que se llama terrorismo de Estado y existen internacionalmente instancias donde vamos a acudir a demandar a las personas que están accionando este terrorismo de Estado contra el pueblo venezolano”, dijo.

Recordó que los delitos de lesa humanidad no prescriben. “Puede ser que hoy (a los funcionarios) los premien y los aplaudan desde el Gobierno pero mañana esos delitos tendrán su condena porque quien viole los derechos humanos en Venezuela, hoy o mañana será castigado cuando tengamos el cambio por el que estamos luchando todos los venezolanos”.

“Vamos a accionar internacionalmente a la Unión Interparlamentaria, a la Organización de Estados Americanos (OEA), Parlasur, Parlatino y la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que sea escuchada la voz de lo que está sucediendo en Venezuela que es una represión pura y dura para tratar de amilanar un pueblo que lo que quiere es cambio y quiere votar”, precisó.

“Estoy seguro que la mayoría del pueblo venezolano y la Fuerza Armada rechaza que se utilicen y se manipulen las instituciones militares para ser el órgano represor contra un diputado”.

Además, indicó que este viernes un grupo de diputados se trasladará al estado Carabobo para constatar la situación de Gilber Caro y exigir que sea puesto en libertad.

“A nosotros no pueden ni van a atropellarnos con arbitrariedades y miedo, nosotros somos los garantes de una Constitución que hoy el Gobierno es quien la viola. Nosotros estamos acá para defender la Constitución y los derechos de todos los venezolanos”.

“A todos los funcionarios que estén dando órdenes contrarias a la Constitución a todos los funcionarios, tengan el cargo que tengan, que violen la Constitución y los derechos humanos, sepan que están cometiendo delito de lesa humanidad y que serán perseguido donde sea porque estos delitos no prescriben”, finalizó.

El jefe parlamentario aseguró que la detención del diputado opositor, llevada a cabo el miércoles por el Servicio de Inteligencia Bolivariana (Sebin), es “arbitraria” porque viola la inmunidad de la que gozan los legisladores desde el momento de su proclamación por mandato constitucional.

“Venezuela sabe que el Gobierno en este momento ha desatado una política del miedo y del terror, porque el Gobierno sabe que no tiene apoyo popular, porque sabe que el pueblo venezolano lo que quiere es votar y expresarse para el cambio en el país”, dijo en rueda de prensa Borges desde la sede del Palacio Federal Legislativo.

“La única herramienta que tiene el Gobierno es el terror”, agregó.
Caro, diputado suplente del Parlamento y militante del partido Voluntad Popular (VP), fundado por el opositor encarcelado Leopoldo López, fue detenido en el estado Carabobo en posesión de “material de guerra”, dijo ayer el vicepresidente del país, Tareck El Aissami.

Según el vicepresidente, “en el momento de su detención le fue hallado un FAL, con inscripciones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), además de un cargador con 20 cartuchos sin percutir (…) Se le incautaron 3 barras de alto explosivo, conocido como C4”.

El Aissami recordó además que Caro fue condenado en 1994 a 20 años de prisión por homicidio y narcotráfico, aunque cumplió solo la mitad de la pena y salió en libertad condicional en 2004.

Tras reinsertarse pasó a formar parte del partido Voluntad Popular, en el que ejercía actualmente de coordinador nacional de asuntos penitenciarios y en las elecciones legislativas de 2015 fue elegido diputado suplente por el estado Miranda (centro).

Borges desestimó los señalamientos contra el parlamentario, y dijo que el Gobierno promueve “el miedo, la persecución, la represión y trata de asustar a quienes luchamos todos los días para que ese cambio (de Gobierno) se haga realidad”.

El presidente del Legislativo indicó que en el caso de Caro no solo se viola la inmunidad parlamentaria, sino que además ha sido llevado a una jurisdicción militar.

En este sentido, hizo un llamado a la Fuerza Armada a “rebelarse al hecho de que los tribunales militares se estén utilizando para juzgar a civiles”, porque el cuerpo castrense “no puede prestarse para ser verdugo del pueblo”.

Los diputados opositores, que controlan el poder de la Cámara, “no tenemos miedo y vamos a darlo todo para que Venezuela sea libre”, dijo Borges al tiempo que informó que ejercerán acciones en “todas las instancias” internacionales.

“Vamos a accionar internacionalmente en todas las instancias, la Unión Interparlamentaria, la OEA, la Unasur, el Parlatino, la ONU, todos los lugares donde sea escuchada la voz de lo que está pasando en Venezuela, que es represión pura y dura”, aseguró.

A su juicio “lo que está desarrollando el Gobierno venezolano es un delito que se llama terrorismo de estado”.

El presidente del Parlamento se dirigió a “todos los funcionarios que estén dando ordenes en contra de la Constitución, y contra los derechos humanos”, a quienes aseguró que serán juzgados por ello.

EFE y Nota de Prensa

Compártelo: