Terremoto en el Mediterráneo: un niño murió de un ataque de pánico

Tenía 12 años y tuvo un paro cardíaco durante el temblor de 6,3 grados en Alhucemas, Marruecos. Un hombre aterrorizado se arrojó desde un segundo piso

Un niño murió hoy de infarto en la ciudad de Alhucemas, al norte de Marruecos, tras sufrir un ataque de pánico al sentir el terremoto que se registró esta mañana en el mar de Alborán y que tuvo 6,3 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.

Según informaron fuentes de la Protección Civil de Alhucemas, el niño, de 12 años, tuvo un ataque cardíaco por pánico al sentir el temblor, y murió poco después de llegar a urgencias del hospital de la ciudad.

Otra persona de 35 años de edad resultó herida al tirarse por la ventana de un segundo piso por el miedo que sintió tras el terremoto, que le recordó el de 2004 de la misma ciudad (donde hubo casi 500 muertos), subrayaron las fuentes.

Algunos edificios de la zona quedaron maltrechos
Restos de mampostería quedaron esparcidos en las aceras de Alhucemas

Mientras tanto, las instituciones de la ciudad funcionan con su ritmo normal, salvo las escuelas que están de vacaciones.

Según el Instituto Nacional Geográfico de España, el movimiento telúrico ocurrió a las 3:22 GMT en aguas cercanas a Alhucemas a una profundidad de 10 kilómetros, aunque en un principio informó de que era de 5,6 grados.

Por su parte, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) cifró en 6,1 los grados de magnitud del terremoto.

La hora del sismo ayudó a que haya menos heridos, ya que las calles estaban vacías
El sismo de 6,1 grados Richter tuvo epicentro en el mar Mediterráneo
El sismo más de 6 grados Richter tuvo epicentro en el mar Mediterráneo

Al menos quince personas resultaron con heridas leves y todas fueron dadas de alta, según informó el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria.

Los atendidos presentaban traumatismos, cortes y algunas lesiones leves.

El sismo fue sentido en varias localidades españolas, entre ellas, la malagueña de Antequera y en Melilla, donde numerosas personas han tenido que salir a las calles en plena madrugada tras comprobar que los enseres de sus casas de movían, según pudo constatar EFE.

INFOBAE

 

Compártelo: