El temporal de nieve en el sur de Francia causa problemas en los transportes

El temporal de nieve que sacude el sur de Francia provocó hoy problemas en los transportes, en particular en el País Vasco francés, donde el aeropuerto de Biarritz tuvo que suspender sus operaciones.

En su página web, el aeropuerto indicaba que todos los vuelos de la mañana estaban anulados o sufrían retrasos.

Alrededor de cinco centímetros de nieve habían caído ya a primera hora de la mañana en la aglomeración de Bayona-Anglet-Biarritz, en la que se había anulado la circulación de autobuses.

La situación en las carreteras es también complicada por el frente de nieve procedente de España, y el organismo de gestión del tráfico Bison Futé pide en su página web evitar circular en los departamentos de los Pirineos Atlánticos y de las Landas.

Los camiones de más de 7,5 toneladas no podían entrar en España por la frontera de Biriatou y tenían prohibido circular, además, en la autopista A64 en el sentido Toulouse-Bayona y en la A63 en el sentido Burdeos Bayona. En ambos casos se habían habilitado áreas de aparcamiento en el peaje de Sames y de Castests, respectivamente.

Météo France había puesto esta mañana un total de 13 departamentos del sur del país en alerta meteorológica, sobre todo por frío y nieve.

En sus previsiones, el organismo meteorológico espera que las nevadas remitan a partir de esta tarde en los Pirineos Atlánticos y en las Landas, y que si continúan las precipitaciones sea en forma de nieve.

La situación corre el riesgo de empeorar en los departamentos de Tarn, Aveyron, Languedoc y Ardèche, donde el espesor de nieve en zonas elevadas podría llegar e incluso superar los 15-20 centímetros de aquí a mañana por la mañana.

En esas zonas, esta pasada noche se registraron temperaturas de entre 4 y 10 grados bajo cero en Tarn y Aveyron, y de hasta 13 a 18 bajo cero en algunos puntos en las proximidades de Lozère.

En el conjunto de Francia, la ola de frío que comenzó el pasado fin de semana ha causado al menos cuatro muertos. EFE

Compártelo: