Sobrevivir en Venezuela: Una odisea cotidiana

Yandra Araujo es venezolana, mayor de 5 hermanos, profesional con estudios de cuarto nivel, madre de dos hijos y casada desde 1999; el mismo año que comenzó la revolución bolivariana con la llegada del presidente Hugo Chávez al poder. Su caso refleja el ascenso y declive del bienestar económico del venezolano en las últimas décadas.

Perú21

“Puedo afirmar que hace rato dejamos de ser ‘clase media’ porque sencillamente se extinguió y en mi país esa clase solo queda en el recuerdo”, dice con tono de tristeza. La verdad, reflexiona, es que la Venezuela de oportunidades –esa en la que yo crecí– desapareció hace tiempo.

LA PESADILLA DE COMPRAR

En estos últimos años, la constante en una gran mayoría de los hogares venezolanos ha sido salir de casa muy temprano para ver qué encuentras en el supermercado. La compra de productos regulados se rige por el último número de la cédula de identidad. Mi carné de identidad termina en 3. El martes intento salir antes de mi jornada laboral para apresurarme a ver qué me dejaron los que sí pudieron madrugar. En eso nos la pasamos, en una cacería constante.

Algo tan fácil de conseguir en cualquier país, en Venezuela se vuelve una pesadilla. Así sucede con el papel higiénico. Ya no recuerdo cuándo fue la última vez que lo vi en un anaquel y pude comprar con toda comodidad.

Más información en Perú21

 

Compártelo: