Santos anuncia decomiso de 400 toneladas de comida “Clap” no apta para consumo y red de corrupción

El presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció el decomiso en Cartagena de 400 toneladas de alimentos importados “no aptos para el consumo humano”, que iban a ser repartidos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción en Venezuela, así como también una red de corrupción internacional.

“Ayer, 16 de mayo, la Policía Fiscal y Aduanera, la Dian y el Invima decomisaron en Cartagena casi 400 toneladas de alimentos no aptos para consumo que iban a ser repartidos por esos comités políticos de control social en Venezuela”, declaró Santos.

“Esta es la punta del iceberg de un negocio despreciable que involucra empresas de fachada en Colombia, México y muchos otros países”, apuntó.

“En el marco de la investigación que permitió este decomiso hay evidencias de posibles delitos de corrupción, lavado de activos y enriquecimiento ilícito”, señaló.

“He solicitado a la Policía Nacional y la Dian entregar todas las pruebas recolectadas a la Fiscalía General de la Nación –con quien hemos venido trabajando—para que avance la investigación, en la que también están colaborando autoridades de otros países”, afirmó Juan Manuel Santos.

“Presidente Maduro, a nombre de la comunidad internacional, a nombre de los venezolanos que sufren cada día, le insto, le pido, que permita el establecimiento de un canal humanitario para que organizaciones acreditadas, legítimas y transparentes puedan brindar ayuda y asistencia a los venezolanos que padecen la escasez y el hambre que su régimen ha producido”, explicó Santos.

“Es tal el estado de negación de la crisis, que Maduro está diciendo no sólo que no hay éxodo sino retorno de nacionales a Venezuela. La verdad es que han llegado a tal situación, que los llamados colectivos han sido autorizados a que saqueen residencias familiares para robarse la comida”, finalizó.

La incautación, adelantada el 30 de abril por la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), y por la Dijin, se produjo en la zona de aforo del muelle Contecar de Cartagena, e implica a dos compañías y a un ciudadano venezolano, reseñó El Tiempo.

Allí se encontraron 15 contenedores de 40 pies que contenían las cajas, repletas de fríjol, arroz, aceite, atún, pasta y lenteja en alto grado de descomposición.

Los contenedores llevaron a la Polfa y a la Compañía Antinarcóticos de control portuario hasta la empresa Aurum Exim SAS., cuyo representante es el ciudadano venezolano Luis Francisco Sagarzazu.

Compártelo: