Protestas masivas en la ciudad griega de Salónica por el nombre de Macedonia

“Más de 90.000” personas contrarias al mantenimiento del nombre “Macedonia” en la futura apelación oficial de este país se manifestaron este domingo en Salónica, la ciudad más grande del norte de Grecia, según la policía.

Las protestas se producen en un momento en que se multiplican los esfuerzos de Atenas y Skopje para solucionar la vieja cuestión del nombre del país balcánico.

Atenas argumenta que el nombre Macedonia sugiere que Skopje tiene reclamaciones territoriales sobre la región norteña griega homónima, de la que Salónica es capital.

La concentración fue convocada por una nebulosa que incluía clérigos de línea dura, líderes de extrema derecha, grupos nacionalistas y miembros de la diáspora griega.

Entre los participantes había miembros del partido neonazi Amanecer Dorado y del opositor Nueva Democracia, a pesar de la orden de su líder de boicotear las protestas.

Según los organizadores, más de 400.000 personas participaron en la protesta, en tanto que la policía griega las cifraba en “más de 90.000”, muy por encima de las 30.000 que preveía la prensa griega este fin de semana, pero lejos del millón (uno de cada 10 griegos) que salieron a las calles en 1992, cuando comenzó la crisis diplomática.

“Calculamos que hay al menos 400.000 [personas]. Es impresionante”, dijo a la AFP Anastasios Porgialidis, miembro del comité organizador.

“Queremos advertir a nuestros políticos que no se atrevan a traicionarnos. Macedonia es griega y eso no es negociable”, contó a la AFP Dimitris Triantafillidis, de 50 años, propietario de una tienda en el distrito de Pieria (norte).

Durante la manifestación, que terminó a las 15H00 GMT, se registraron algunos pequeños altercados entre los manifestantes y grupos anarquistas de una contramanifestación, que la policía dispersó con gases lacrimógenos.

Grecia y Macedonia regresaron esta semana a Naciones Unidas para intentar alcanzar una solución a la disputa sobre el nombre de la exrepública yugoslava, de dos millones de habitantes, que se arrastra desde hace 27 años.

El conflicto debe resolverse para que el país pueda adherirse a la OTAN y a la UE.

“Pedimos que el término Macedonia no se incluya en el nombre que acuerden. No es negociable”, dijo en Salónica Leonardou, un escritor de 59 años, advirtiendo que si el gobierno griego lo acepta, “habrá una respuesta del pueblo griego”.

En Naciones Unidas el país se denomina Ex República Yugoslava de Macedonia (FYROM), aunque el Consejo de Seguridad lo reconoció como nombre provisional cuando lo aceptó como Estado miembro.

Si se alcanza un acuerdo en las negociaciones en la ONU, tendrá que ser aprobado por el Parlamento griego.

AFP

Compártelo: