Presidente de Cuba viajará a la Asamblea General de la ONU en Nueva York

presidente de cuba

El recién nombrado presidente de CubaMiguel Díaz-Canel estará al frente de la delegación cubana que se desplace a Nueva York con motivo del debate de la Asamblea General de Naciones Unidas. La visita todavía no ha sido anunciada de forma oficial. Sin embargo el embajador de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas, confirmó el viaje al periódico ‘The Miami Herald’, el cual declinó ofrecer detalles del programa de la visita del presidente debido a condiciones de seguridad.

En la agenda del orden de intervención del debate de la Asamblea General, se indica que el “jefe de Estado” de Cuba intervendrá ante el plenario el miércoles, 26 de septiembre. Según diferentes fuentes consultadas por ‘The Miami Herald’, Díaz-Canel se encontrará con diferentes empresarios de Estados Unidos y miembros de la comunidad cubano americana, cuya mayoría se concentra en Florida y Nueva Jersey.

Un encuentro que se producirá en la misión de Cuba ante Naciones Unidas en Nueva York el 28 de septiembre. En la agenda, se marca en rojo además una reunión “miembro de alto nivel del gobierno cubano” y diferentes representantes del sector agrícola y turístico en Estados Unidos.

El presidente cubano tiene subrayado en su agenda un acto de Pastores por la Paz en la Iglesia de Riverside de Manhattan. De esta forma, será el primer viaje de Díaz-Canel después de ser nombrado sucesor de Raúl Castro a Estados Unidos. Mientras su primera visita oficial a Venezuela, gran aliado de Cuba, que tuvo lugar en mayo.

Ese mismo mes hizo de anfitrión de un acto con Naciones Unidas, al que acudió el secretario general de Naciones Unidas Antonio Gueterres en La Habana. De momento, no está previsto ningún encuentro con ningún alto diplomático del departamento de Estado, el cual sí ha extendido 18 visados a la delegación de la isla del Caribe. Sin embargo, esta visita supone un paso más desde que se anunció la recuperación de las relaciones bilaterales entre Washington y La Habana durante la administración del presidente Barack Obama. Todo a pesar de que ahora se han deteriorado después del supuesto ataque contra el personal de Estados Unidos en la embajada en Cuba, del cual se considera principal sospechoso a Rusia.