Por sentirse rechazado mató a sus tres hijos, al novio de su exesposa y luego se quitó la vida

rechazado

Al sentirse rechazado, Justin Painter, de 39 años, ingresó a casa de su expareja, mató a los tres hijos que tenían en común, al nuevo novio de la mujer y luego de herirla a ella se quitó la vida. El hecho ocurrió el pasado 16 de mayo en Texas, Estados Unidos.  

Painter disparó a sus hijos de cuatro, seis y ocho años, luego entró a la habitación de la mujer y al verla dormir con su nueva pareja le dio un tiro en la cabeza al hombre y luego hirió a la mujer llamada Amanda Simpson.

Con un disparo en el cuello Amanda logró sobrevivir a la masacre, antes de quitarse la vida Painter le dijo “Seth (el novio de la mujer) está muerto, los niños están muertos y vas a tener que vivir con eso”.

Amanda ahora enfrenta una situación depresiva y en medio de su proceso emocional recurrió a Facebook para hacer una transmisión en la que acusó a su exesposo de ser el único autor de la masacre en la que perdió a sus hijos.

En reiteradas oportunidades la mujer le había comentado al abogado encargado de su divorcio que Painter sufría de inestabilidad mental, pero aseguró que el defensor no le prestó atención.

“Le dejé muy en claro al juez que él (Painter) era mentalmente inestable y ellos no escucharon. Ahora no tengo a mis bebés”, dijo la mujer en la transmisión de Facebook que fue eliminada por familiares de Amanda.

Se conoció que el hombre había asistido la noche anterior al crimen a suplicarle a la mujer que volvieran a estar juntos y ella lo rechazó, lo que alteró al hombre que cometió la masacre la mañana siguiente.

Compártelo: