Operativo en Colombia prueba los nexos entre las FARC y el cártel del “Chapo” Guzmán

El Ejército colombiano incautó 260 kilogramos de cocaína en el suroeste del país. Las sustancias ilegales pertenecían a la guerrilla e iban a ser enviadas a México, al Cártel de Sinaloa. Hay un detenido

Según el general Luis Fernando Rojas, comandante de la Fuerza de Tarea Pegaso, la droga fue decomisada en el municipio de Pupiales, en el departamento de Nariño y al suroeste de Bogotá.

“La droga se encontraba en una caleta… y estaba lista para ser enviada en una embarcación hacia México, a los cárteles internacionales, especialmente al Cártel de Sinaloa”, aseguró el alto oficial en diálogo telefónico con The Associated Press. Una persona fue detenida.

El alijo, que al parecer pertenecía al Frente 48 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, fue encontrado entre la noche del sábado y el amanecer del domingo. También fueron hallados 42 kilos de marihuana.

Los 260 kilos de cocaína, en concepto de Rojas, valen unos 1.500 millones de pesos (un poco más de 524.000 de dólares).
Desde fines de 2012, el gobierno colombiano y las FARC adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

El líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, se fugó de una cárcel de máxima seguridad en México el 11 de julio pasado. Sus vínculos con la guerrilla colombiana son anteriores. Hace años que están unidos por el tráfico de armas y estupefacientes.
AP

Compártelo: