Nuera de Bachelet ante la justicia por delitos tributarios

La nuera de la presidenta chilena Michelle Bachelet comparecía este viernes en una audiencia judicial en la que se le formalizarán cargos por presuntos delitos de tráfico de influencias y tributarios, en un caso que ha hundido la popularidad de la mandataria socialista. AFP

Natalia Compagnon, esposa del hijo mayor de la presidenta, Sebastián Dávalos, llegó al juzgado de garantía de Rancagua – a unos 80 km al sur de Santiago- a las 08H35 locales (11H35 GMT) y una hora después se presentó formalmente en el inicio de la audiencia, constataron periodistas de la AFP.

Compagnon y otras doce personas comparecen en esta audiencia en carácter de imputados por presuntos delitos de soborno, cohecho, prevaricación y delitos tributarios.

Si bien con la formalización se podría decretar prisión preventiva, los expertos coinciden en que no se llegaría a dicha medida para Compagnon.

Durante la audiencia, la única referencia desde el gobierno llegó del ministro del Interior, Jorge Burgos, quien consideró que se trata de “una etapa que está establecida en todo procedimiento y en Chile el Estado de Derecho se aplica a todo el mundo”.

La esposa de Dávalos Bachelet es investigada por la compra y venta de 44 hectáreas efectuada por la empresa Caval, de la que es propietaria junto con su socio Mauricio Valero, en una operación que les reportó unos cinco millones de dólares de ganancias.

Para comprar de los terrenos que iban a ser recalificados de agrícolas a urbanos (lo que elevaría su precio), la sociedad Caval -que carecía del capital necesario para adquirirlos-, consiguió un millonario préstamo tras hablar directamente con uno de los dueños del Banco Chile, Andrónico Luksic.

El crédito fue concedido al día siguiente de la llegada por segunda vez de Bachelet al Palacio de La Moneda.

El millonario negocio de Caval fue revelado en febrero de 2015 por la revista chilena Qué Pasa, y el caso salpicó al primogénito de la mandataria  que acompañó a su esposa a una de las reuniones que terminaron con la aprobación del préstamo.

Daño irreparable

Este caso ha hundido la popularidad de Bachelet, que ronda apenas el 20%, y ha dinamitado la confianza de la población en ella, que llegó al poder por segunda vez hace casi dos años con la promesa de combatir la corrupción.

El politólogo Mauricio Morales dijo a la AFP que la situación de su nuera supone un “tapón” para la popularidad de la presidenta, opacando reformas como la educativa, para la gratuidad de la formación superior, la tributaria o la laboral.

“La única persona que puede colocar un dique” para delimitar el caso al ámbito judicial y alejarlo del político, donde está empezando a resquebrajar la coalición gubernamental, es la presidenta, aseguró el politólogo.

Sin embargo, Bachelet ha optado por la estrategia del silencio en este caso que, según fuentes de su círculo más cercano, también ha afectado seriamente las relaciones familiares.

 

Compártelo: