Mueren 70 personas en dos ciudades Sirias tras ataque del Estado Islámico

Una nueva jornada de violencia ha golpeado Siria, cuando falta poco para que se cumplan cinco años de guerra civil. Dos bombardeos casi simultáneos, de origen desconocido, pero atribuidos al régimen de Bashar al Assad, han causado múltiples heridos y muertos en dos bastiones controlados total o parcialmente por el grupo  (ISIS, Estado Islámico por sus siglas en inglés).

Al menos 30 civiles, entre ellos 13 niños, murieron el viernes en la provincia del este del país Deir Ezzor, en ataques realizados por el régimen sirio o por la aviación rusa, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Treinta civiles, entre ellos 13 niños, murieron en Tabiya Jazira (20 km al este de la ciudad de Deir Ezzor), en bombardeos de la aviación del régimen sirio o de Rusia”, anunció el OSDH.

Por su parte, a menos de 150 kilómetros de distancia, otras 39 personas perdieron la vida por bombardeos aéreos de origen desconocido en la provincia de Raqqa, otro de los feudos de ISIS en Siria, según el último balance ofrecido por el OSDH.

El director del Observatorio, Rami Abderrahman, dijo a Efe por teléfono que del total de muertos, al menos 27 son civiles y, entre ellos, nueve menores.

Ocurrió en la madrugada por varios ataques aéreos contra distintos barrios de la ciudad de Raqqa, capital de la provincia homónima, ubicada en el noreste sirio.

Los aviones tuvieron como blanco los distritos de Al Meshleb, las proximidades del hospital Al Salam y el área de Seif al Daula. Rami no descartó que el número de víctimas mortales aumente porque hay nueve heridos graves.

Masacre en Deir Ezzor

La rica provincia petrolera de Deir Ezzor está bajo control de los yihadistas del grupo Estado islámico, excepto un poco menos de la mitad de la capital de la región y el aeropuerto, en manos del régimen.

Desde hace unos días, ISIS presiona alrededor de la ciudad de Deir Ezzor tras realizar un gran asalto el sábado. Los combates han causado decenas de muertos entre la población civil en ambos lados y los yihadistas capturaron a 130 civiles.

Según la OSDH, al menos 439 personas han muerto en Deir Ezzor desde el sábado, en lo que fue calificado de “masacre”.

SN