Mató a su esposa con un mortero de guerra practicando un juego sexual extremo

mató-esposa

Este hombre mató a su esposa con un mortero de guerra practicando un juego sexual extremo. La pareja tenía varios objetos sexuales y el marido la habría anestesiado para llegar a niveles inhumanos. 

“No recuerdo cuántos objetos sexuales teníamos. Tampoco recuerdo las características del objeto sexual que le introduje”, declaró a la policía Rubén Valera Cornejo, un médico anestesista que quedó acusado de femicidio tras la muerte de su esposa, ocurrida en octubre pasado con indicios de actos sádicos en la habitación.

Según su testimonio, Valera y su esposa, Yubitza Llerena de Mendiburu, volvieron luego de una fiesta en Arequipa (Perú) en estado de ebriedad, tras lo cual tuvieron relaciones y se durmieron. “Recuerdo que me desperté de madrugada. Le toqué el hombro y la sentí fría. Me asusté, pensé que le había pasado algo”, indicó, según los registros policiales publicados por el programa Panorama, según recoge Infobae.

Sin embargo, su testimonio no fue convincente para la policía. “(El cuerpo) presentaba sangre por todo el cuerpo, no correspondía a un sangrado menstrual. No había lugar a dudas”, explicó Javier Arana, jefe de la División Nacional de Crímenes.