Más de 70 muertos dejó ataque químico en Siria

ataque-quimico-Siria

Al menos 70 personas, la mayoría mujeres y niños, murieron por asfixia en un ataque químico contra la ciudad de Duma, el último bastión rebelde a las afueras de Damasco, ha informado la oenegé Cascos Blancos, dedicada al rescate de víctimas en zonas bajo el control de la oposición.

Tras el ataque, Estados Unidos ha instado a Rusia a que ponga fin “de inmediato” a su apoyo “incondicional” al régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad.

Los bombardeos en Duma se han reanudado este domingo, después de una breve pausa, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Los ataques aéreos se interrumpieron durante un intervalo de cerca de dos horas, según la oenegé, coincidiendo con el reinicio de las negociaciones entre Rusia, valedora del presidente sirio, Bachar al Asad, y el grupo islamista Ejército del Islam, que controla Duma.

De madrugada también se produjeron bombardeos y ataques con misiles y decenas de proyectiles de artillería contra esta ciudad, la más poblada de la periferia damascena.

Cascos Blancos, que mostró fotos de cadáveres, muchos de ellos de niños, agregó que cientos de personas fueron afectadas por el ataque químico y denunció la carencia de estructuras médicas en la ciudad.

Según los Cascos Blancos, a las 20.22 hora local (17.22 GMT) “un helicóptero arrojó un barril bomba que contenía un agente químico sobre Duma”.

La agencia oficial siria, SANA, ha negado, por su parte, cualquier responsabilidad de las fuerzas sirias y ha asegurado que “las denuncias del uso de sustancias químicas en Duma son un intento claro de impedir el progreso del Ejército”, que ayer comenzó una ofensiva contra los rebeldes en esta zona.

Familias enteras

“Familias enteras en refugios han sido gaseadas hasta la muerte en Duma, en Guta Oriental, escondidas en bodegas, sofocadas por el gas venenoso”, aseguró Cascos Blancos en un mensaje por Twitter en el que aseguró que las labores de rescate estaban en marcha.

Por su parte, la también oenegé Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que al menos 42 personas han muerto hoy en bombardeos en Duma y que más de 500 personas han sufrido síntomas de asfixia tras un bombardeo aéreo en las afueras septentrionales de Duma, cerca de la zona del Cementerio Antiguo.

No obstante, la entidad no ofreció detalles sobre las razones de dicha asfixia.

Según “una fuente oficial” citada por SANA, “los terroristas de (la facción rebelde) Ejército del Islam en Duma han sufrido un colapso y están en retirada frente a los ataques del Ejército Árabe Sirio en su último bastión en la ciudad de Duma, en las afueras orientales de Damasco”.

Dicha fuente agregó que “el brazo mediático de la organización terrorista (Ejército del Islam) está preparada para inventarse el uso de armas químicas para acusar al Ejército Árabe Sirio, en un intento claro y fallido de obstruir el progreso del Ejército”.

Ofensiva

Las fuerzas del régimen sirio comenzaron el viernes un ataque terrestre apoyado por fuego de artillería y decenas de incursiones aéreas que ha causado la muerte de al menos 82 personas. La ofensiva se produjo tras el fracaso de las negociaciones entre los rebeldes y Rusia -aliada del régimen sirio- para la capitulación de la localidad,

El coordinador general de la Comisión Suprema para las Negociaciones – la principal alianza opositora-, Naser Hariri, ha condenado el ataque en un mensaje en su cuenta de Twitter en el que ha subrayado que esta acción es una nueva afrenta contra la ley internacional y las líneas rojas.

EEUU acusa a Rusia

La reacción estadounidense ha sido rápida.  Rusia “ha incumplido sus compromisos” con las Naciones Unidas y “ha traicionado” la Convención sobre Armas Químicas al “proteger incondicionalmente” a Asad, aseguró la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

“La protección del régimen de Asad por parte de Rusia y su incapacidad para detener el uso de armas químicas en Siria cuestiona su compromiso de resolver la crisis global y las mayores prioridades de no proliferación“, afirmó la portavoz.

“Rusia, con su inquebrantable apoyo al régimen, en última instancia es responsable de estos brutales ataques, dirigidos contra innumerables civiles y la asfixia de las comunidades más vulnerables de Siria con armas químicas”, agregó.

El Gobierno estadounidense sigue de cerca las informaciones sobre el presunto ataque a un hospital en Duma, donde, sin concretar la cifra de muertos, reconoció que puede haber “un número potencialmente alto de víctimas”.

“Si se confirman estos informes espeluznantes, exigen una respuesta inmediata de la comunidad internacional“, aseveró la portavoz.

Rusia, por su parte, ha afirmado este domingo que el régimen sirio no ha utilizado armas químicas contra los rebeldes en Duma, en contra de las suposiciones de EEUU. “Desmentimos firmemente esa información” ha declarado del general Youri Evtouchenko, responsable del centro ruso para reconciliación de las partes en conflicto en Siria. “Estamos listos, una vez que Duma sea liberada, para enviar inmediatamente a especialistas rusos en defensa nuclear, química y biológica para recopilar los datos que confirmarán que estas afirmaciones son falsas”, ha agregado.

Ataque con gas sarín

Nauert insistió en que el historial de Asad con el uso de armas químicas contra su propio pueblo “no está en discusión” y recordó que hace un año las fuerzas del Gobierno sirio llevaron a cabo un ataque de gas sarín contra que mató a aproximadamente a cien sirios.

En aquella ocasión, el Gobierno de Donald Trump respondió bombardeando la base aérea siria desde donde se había orquestado el ataque. Reseñó El periódico