Marco Rubio propone “Plan Marshall” para salvar a Venezuela

Marco-Rubio

Refiriéndose a la estrategia que debe seguirse en los próximos meses, el senador Marco Rubio dijo que Estados Unidos y América Latina deben imponer más sanciones al gobierno de Venezuela, proveer ayuda humanitaria al pueblo venezolano y crear un plan para reconstruir el país en el futuro.

“Ese fue nuestro mensaje en las reuniones que tuvimos con [funcionarios y presidentes de] el Perú, Haití, Honduras, Argentina, en todos los encuentros que hemos tenido: ha llegado el momento de tomar acción”, dijo Rubio el sábado en Lima, adonde acudió para asistir a la VIII Cumbre de las Américas.

“No es solo un tema político, es un tema humanitario. Las imágenes que están saliendo del tema de Venezuela, del sufrimiento, están llegando [a parecerse a las] que se ven en otros continentes, que se ven en África, en el Medio Oriente”.

Rubio dijo que esperaba que tanto la Organización de Estados Americanos (OEA) como el Grupo de Lima tomaran nuevas medidas. El senador republicano de la Florida mencionó que es probable que la OEA se reúna en mayo en México para discutir lo que él cree son los próximos pasos “clave”: “cómo podemos trabajar en conjunto todos estos países que representan el 90 por ciento de la economía y la población del hemisferio para imponer sanciones en contra de los individuos responsables de eso; cómo proveer ayuda y asistencia humanitaria a los refugiados venezolanos, también dentro de Venezuela, y crear un mecanismo para ayudar a reconstruir a Venezuela después de que se vaya del poder esta dictadura, como un plan Marshall”.

En un discurso en el Senado el jueves, Rubio, que preside el subcomité de asuntos del hemisferio occidental, presentó estos tres puntos, en un intento de aprovechar el impulso logrado en la Cumbre. Rubio dijo que el gobierno de Maduro no era solo “un irritante” en la región sino “una amenaza” por sus vínculos con el narcotráfico, el ataque al orden democrático, la generación de una inmigración masiva —desestabilizadora para los países vecinos— y por proveer una plataforma a países y organizaciones hostiles como Rusia y Hezbollah.

El senador, quien ha ayudado al presidente Donald Trump a concebir el régimen de sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, dijo que EEUU y los países latinoamericanos deberían continuar imponiendo sanciones a los elementos “criminales” del gobierno venezolano a través de sanciones “multilaterales” sobre individuos, empresas fantasmas, y que impidan el acceso a bancos y recursos financieros.

Rubio parece menos inclinado a que EEUU imponga un embargo petrolero a Venezuela.

“Es una opción que el presidente tiene delante de él. Hasta ahora mi consejo ha sido ‘no vamos a hacer nada que no tenga apoyo regional’ ”, dijo en Lima.

“Creo que lo más importante de las medidas que se han tomado, no son las medidas, es que la región las ha apoyado”, señaló. “Por otra parte, llegará un momento en que si no se consigue ningún tipo de acuerdo y actuación de parte de la región, pues entonces los Estados Unidos estarían dispuesto a hacerlo solo, pero yo prefiero que no, prefiero que sea a través de un mecanismo multilateral entre varios países de la región. Idealmente sería la OEA pero si no, el Grupo de Lima más Estados Unidos creo que pueden lograr mucho juntos”.

En la Cumbre no se alcanzó consenso para incluir una referencia sobre Venezuela en la declaración final pero el Grupo de Lima más Estados Unidos y Bahamas emitieron un comunicado conjunto en el que tocan algunos de los puntos señalados por Rubio y exhortan al gobierno de Maduro a realizar elecciones libres y justas así como a aceptar la entrada de la ayuda humanitaria. También expresan su apoyo a la Asamblea Nacional venezolana.

En el Senado el jueves, Rubio dijo que Estados Unidos debía ofrecer visas a los miembros de la Asamblea Nacional así como apoyar a otras instituciones legítimas de Venezuela.

Tanto en una conferencia de prensa que ofreció en Lima como en su discurso del jueves, Rubio insistió en que había que continuar apoyando a los programas que ayudan a los migrantes venezolanos pero que debía hacerse un esfuerzo regional para hacer llegar la ayuda humanitaria dentro de Venezuela, a través de organizaciones caritativas y no gubernamentales reconocidas.

En la entrevista con el Nuevo Herald en Lima, el senador de la Florida dijo que también estaba dispuesto a ayudar a los venezolanos que se encuentran en Estados Unidos y están solicitando asilo.

“Sin dudas el venezolano que se está escapando, lo está pidiendo [el asilo] por razones políticas y califica bajo las leyes de Estados Unidos en este momento y estamos dispuestos a ayudar con eso”, dijo Rubio. “Pero la solución para Venezuela no es que se vaya de Venezuela el que no le guste, porque ese es un modelo muy cubano que utilizaron en los años 60 para fortalecer el régimen cubano y hemos visto lo que ha ocurrido después”.

“Hay que hacer las dos cosas. Vamos a ayudar a estas personas al corto plazo”, dijo, “pero vamos a enfocarnos también en hacer todo lo posible para que haya un cambio en Venezuela, para que el venezolano no tenga que seguir abandonando su patria”, reseñó El Nuevo Herald