Lula, complicado por casos de corrupción, se defiende: “No tengo miedo de ir preso”

El ex presidente de Brasil, que suma causas judiciales en su contra, afirmó este jueves en una entrevista televisiva que no teme ser apresado ynegó que él o su familia estén involucrados en hechos ilícitos

El ex jefe de Estado y líder del gobernante Partido de los Trabajadores está en la mira de la Justicia brasileña por el escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras y en el de “compra” de ventajas tributarias por parte de importantes empresas durante su mandato.
“No temo”, respondió Luiz Inácio Lula Da Silva en una entrevista al canal SBT al ser preguntado sobre la posibilidad de ser apresado.
“Dudo que alguien en este país, del peor enemigo mío a mi mejor amigo, cualquier empresario pequeño o grande, diga que algún día tuvo una conversación ilícita conmigo“, aseveró Lula.
El ex mandatario señaló que nunca fue “alertado” sobre las corruptelas en Petrobras que se tejían sin embargo durante su Gobierno. “Esas cosas, uno solo las descubre cuando la cuadrilla cae”, apuntó.

Sobre la citación de su hijo Luis Claudio en una de las investigaciones, al ser señalado de recibir dinero ilícito a través de su empresa LFT Marketing Esportivo, Lula dijo que Brasil está convirtiéndose en la “República de la sospecha”, en la que no es necesario tener pruebas para condenar a una persona.

Durante la entrevista, Lula expresó que su antecesor Fernando Henrique Cardozao, “tiene un problema de soberbia” y “sufre” con el éxito del ex líder sindical, que por no “saber hablar inglés o con las personas” se “transformó en una cosa admirada en todo el mundo”.

Reiteró que está “dispuesto” para disputar las elecciones presidenciales de 2018 y defender el “proyecto”.

Finalmente, Lula admitió “errores” del Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), como los de no aumentar el precio de los combustibles en 2012 y después dejar todo para aumentarlo al mismo tiempo, al igual que “exagerar” en los beneficios fiscales otorgados a ciertos sectores.

Con información de EFE