Los que “despelucan” a Venezuela: Los intereses de los tres países que no apoyaron resolución OEA

OEA

La chequera pudo más en la sesión de la OEA celebrada en México que tuvo como único resultado no aprobar una discusión sobre la crisis de Venezuela,  luego que tres naciones de la Comunidad del Caribe (Caricom) dieran la espalda. 

Según EFE, el primer día de la cumbre naufragó una resolución sobre la crisis de Venezuela consensuada en un principio por el grupo de los 14 integrado por países como México, EE.UU., Canadá y Brasil, y el propio Caricom, que pedía al Gobierno de Nicolás Maduro reconsiderar la Asamblea Constituyente, entre otras demandas. El documento fue negociado por dos equipos: Brasil, Estados Unidos y Perú, en representación del grupo de los 14 impulsor del encuentro, y Antigua y Barbuda, Guyana y Barbados, en nombre del Caricom.

Los negociadores del Caricom prometieron al menos diez votos en la sesión del lunes, cuando se requerían 23 respaldos para sacar adelante la resolución, pero finalmente solo obtuvieron seis. La retirada en el último minuto de cuatro de los países del Caricom -entre ellos uno de los negociadores del texto- se debió a presiones ejercidas por la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez. Y es que, según las fuentes, esas naciones son muy vulnerables en términos económicos, dado que tienen una deuda con Venezuela por el petróleo subvencionado durante años a través de Petrocaribe.

Así, el texto solo logró el apoyo de 20 naciones que, según dijo hoy el canciller mexicano y presidente de la 47 Asamblea General, Luis Videgaray, enviaron un mensaje “muy claro” a los venezolanos que sufren la “gravísima” crisis en su país.

Los intereses

Las tres naciones que se objetaron de votar a favor de la resolución fueron aparentemente Granada, Trinidad y Tobago y Antigua y Barbuda. Dos de ellas favorecidas desde hace más de una década por el petróleo subvencionado de Venezuela a través de Petrocaribe.

Petrocaribe es una organización que vende petróleo a precios casi de regalo. Según Venezuela son “convenios” establecidos con las naciones. Se estima que solo hasta 2014, el chavismo dio 301 millones de barriles de petróleo a sus aliados caribeños. Igualmente, a través del grupo internacional, Venezuela invirtió al menos 3.000 millones de dólares en el desarrollo de la infraestructura energética en los países miembros y los subsidió con 1.700.000.00 dólares anuales.

Pero también está el Alba, que aunque no tiene beneficio para Venezuela, éste ha dado recursos a sus naciones pertenecientes, entre ellas, Antigua y Barbuda.

En el caso de Trinidad y Tobago del Caricom han sido muchos los contratos obtenidos con Venezuela. Incluso, insólitamente el Gobierno aceptó el intercambio de petróleo por papel higiénico, ante la escasez del producto en la tierra de Bolívar. El acuerdo más reciente fue la construcción, operación y mantenimiento de un gasoducto desde Campo Dragón, ubicado al norte de las costas del estado Sucre, hasta el campo Hibiscus en Trinidad y Tobago.

EC

Ya estamos en Instagram por:

https://www.instagram.com/aldiayalahora/

 

Compártelo: