Los dos nuevos objetos que tendrán mayor revisión en los aeropuertos de EEUU

La autoridad de seguridad aeroportuaria estadounidense prueba nuevas medidas para revisar el equipaje de mano de los pasajeros. Si ahora las computadoras portátiles tenían que ser separados de las demás pertenencias, para ser escaneadas antes de abordar el avión, próximamente los libros y documentos personales podrían ser sometidos al mismo escrutinio.

La Oficina de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) argumenta que estos artículos podrán servir de escondite para ocultar artículos prohibidos, como cuchillos de plástico, que son invisibles a las máquinas de rayos-X. De hecho, TSA ya está probando el método de revisar libros y papeles personales en varios aeropuertos de California y Missouri.

Según explicó la agencia federal al periódico The Hill, la idea es aliviar localizar objetos peligrosos en las maletas y morrales que los pasajeros no suelen facturar para que vaya en el compartimiento de carga. Las limitaciones actuales se restringen a una serie de artículos obvios, como armas, cuchillos metálicos, gas de fosforera, líquidos inflamables o líquidos en general, guardados en envases inferiores a 10 mililitros, publicó el Diario de las Américas. 

Pero ahora los libros y papeles han surgido como una preocupación aunque las autoridades no han dado grandes precisiones y los pasajeros son sorprendidos con las nuevas responsabilidades. Pero se sabe que los libros pueden, además, ocultar otros objetos prohibidos que no estarían necesariamente en su interior, agregó The Hill. No obstante, la nueva metodología a prueba fue suspendida después que organizaciones de derechos civiles manifestaron preocupación por lo que consideran “una posible invasión a los derechos individuales de los pasajeros”.

TSA ha confirmado que suspendió algunas pruebas pero no ha indicado razones, enfatizando en un comunicado de que las máquinas de rayos-X están calibradas apenas para atrapar productos “peligrosos y prohibidos”. Pero no son perfectas, por lo cual, muchas veces, hace falta una inspección personal y detallada. Pero para la Unión Americana de Libertades Civiles (UCLA, por sus siglas en inglés), la cuestión de los libros y papeles personales “levanta serios problemas de privacidad”, dijo en un artículo publicado en el sitio de la organización su analista principal de política, Jay Stanley.

Ya estamos en Instagram por:

https://www.instagram.com/aldiayalahora/

 

Compártelo: