La ONU evalúa acompañar elecciones presidenciales

El portavoz de Naciones Unidas, José Luis Díaz, informó que se está considerando el interés del Gobierno y la oposición de que una misión del organismo venga a Venezuela para los comicios de mayo. Henri Falcón pide que una “comisión exploratoria” revise todo el proceso El candidato presidencial y el embajador Samuel Moncada se reunieron este martes con altos funcionarios del ente en Nueva York

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estudia enviar a Venezuela una delegación para seguir de cerca la preparación de las elecciones presidenciales del 20 de mayo, informó ayer José Luis Díaz, portavoz del organismo.

“La secretaría de la ONU está considerando un pedido del Gobierno venezolano para acompañar el proceso electoral hacia los comicios presidenciales”, indicó.

Sus declaraciones tuvieron lugar tras una reunión de más de dos horas entre altos funcionarios de la ONU en la sede del organismo en Nueva York, en la que estuvo el subsecretario general para Asuntos Políticos, Jeffrey Feldman, con el embajador venezolano, Samuel Moncada, y varios representantes de la oposición, entre ellos el candidato presidencial Henri Falcón.

La idea es que una “comisión exploratoria” de la ONU revise “de manera exhaustiva todo el procedimiento electoral” y se reúna con todas las partes involucradas en el proceso, dijo Falcón a periodistas tras la reunión.

El objetivo es “que podamos tener de esa comisión una resolución que contribuya a que podamos transitar (…) la ruta electoral y no caminos de violencia”, afirmó Falcón.

A su juicio, la participación de la ONU ofrecerá “un diagnóstico real y objetivo de cuál es la condición del país” que dé “las mayores garantías” y “señales de transparencia, de objetividad” a los comicios.

Falcón dijo que espera regresar a la ONU hoy para más reuniones, quizás con Guterres, aunque no hay nada confirmado. También negocia reuniones con funcionarios estadounidenses en Washington.

Por su parte, Moncada explicó a periodistas que existen siete niveles diferentes de participación de la ONU en elecciones, y que no todos deben ser aprobados por el Consejo de Seguridad o la Asamblea General.

“Soy optimista. Desde hace años en Venezuela no se ve lo que ustedes están viendo hoy, que gente de la oposición y del Gobierno (…) tenemos por fin una cosa en común: que en Venezuela haya paz, democracia” y se resuelvan los problemas “sin interferencia de poderes extranjeros”, dijo.

Ratifican invitación oficial

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información, notificó ayer que el Gobierno nacional será reiterativo en torno a la petición del acompañamiento electoral por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), para las próximas votaciones del 20 de mayo.

En rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores, Rodríguez insistió en la invitación a la ONU, luego de exponer a los medios de comunicación su “preocupación” ante lo que él llamó “un evento catastrófico”, con referencia a las elecciones legislativas en Colombia, el pasado fin de semana.

“Vamos a solicitar a la Comisión Electoral de Unasur y al secretario general de ONU que se cree un cóctel de buenas prácticas electorales”, dijo.

El ministro sentenció los comicios legislativos de Colombia y criticó el uso de tarjetones fotocopiados en las votaciones, al mismo tiempo que hizo énfasis en que “impiden la auditabilidad de los resultados de ese evento comicial”.

“¿Cómo se auditan los resultados electorales en Colombia cuando la Registraduría Nacional del Estado Civil le pidió a los votantes que fotocopiasen las boletas porque se les habían acabado?”, criticó Rodríguez.

“En Venezuela no se agotan las boletas electorales como en Colombia, en los comicios que realiza el Consejo Nacional Electoral (CNE)”, dijo.

También denunció lo que a su juicio fue un fraude electoral, y señaló que en el vecino país “compraron votos y, además, con dinero falso”.

Para corroborar su acusación, Rodríguez mostró a los asistentes a la conferencia de prensa un video en el que se muestra la supuesta compra de votos en el vecino país. “Es una forma grave de fraude”, dijo.

Compártelo: