La historia de un abuelo británico que dejó todo para luchar contra el ISIS

Jim Atherton tiene dos nietos y, según reveló, por ellos decidió dejar su comodidad en el interior de Inglaterra para viajar a Medio Oriente. Se unió a una milicia cristianay protege pueblos de Irak ante la avanzada yihadista

“Un abuelo contra la yihad”, tituló el diario británico The Sun en primera plana al describir la historia de Jim Atherton, abuelo de dos niños y habitante normal del interior de Inglaterra que decidió partir a Medio Oriente para luchar contra el Estado Islámico en Irak.

Jim, de 53 años, se unió a la milicia cristiana llamada Dwekh Nawsha (‘los que se sacrifican’), que protege algunos pueblos iraquíes de la avanzada del ISIS. “Ciertamente no soy joven. Tuve un ataque cardíaco en 2007. Pero esto es algo que debía hacer. Quería que mis nietos supieran quién soy realmente“, dijo, explicando que no soportaba más ver al ISIS matando a mujeres y niños.

Jim pagó la iniciativa de su propio bolsillo, vendió su auto y dos motos para comprarse armas y equipos, pero sobre todo tuvo que vencer la oposición de su familia, aterrada por los riesgos que corre en Irak.

“No podía soportar ver cómo matan mujeres y niños. Nadie parecía estar haciendo nada al respecto, así que decidí que yo sí lo haría”, declaró para el diario británico.

“NO PODÍA SOPORTAR VER CÓMO MATAN MUJERES Y NIÑOS”

su casa en Tyne and Wear en abril y pasó por Turquía hasta llegar a Irak para unirse a una milicia cristiana. Jim combate en una unidad que protege a la población cristiana local en pueblos iraquíes como Al Qosh.Está a sólo unos pocos kilómetros de las posiciones de combatientes del ISIS, donde los yihadistas amenazan con matar a los aldeanos si no se convierten al islam.

Cuando el avión de Jim estaba acercándose a Turquía sintió miedo -“temblaba”, admitió-, sin embargo siguió adelante con el plan. Una vez que conoció a sus compañeros de armas, “los nervios se fueron”.

INFOBAE

Compártelo: