La eurozona llegó a un “acuerdo unánime” con Grecia para negociar un programa de rescate

Los líderes del eurogrupo negociaron durante 17 horas. “Está todo listo para un programa de ayuda que incluya serias reformas y apoyo financiero“, anunció el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk

Los mandatarios de la zona euro alcanzaron “por unanimidad” un acuerdo que permite negociar un tercer programa de rescate a Grecia, al cabo de 17 horas de intensas negociaciones, indicó el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

 

“La Eurocumbre alcanzó por unanimidad un acuerdo. Está todo listo para un programa de ayuda a través del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) para Grecia con serias reformas y apoyo financiero”, escribió Tusk en Twitter.

 

“Europa decidió una hoja de ruta. Ahora todo depende en la implementación” de las reformas y ajustes exigidas a Grecia, advirtió el primer ministro estonio, Taavi Roivas, en Twitter.

 

Los mandatarios de la zona euro negociaron toda la noche del domingo para obtener un acuerdo político que permitiese comenzar las negociaciones de un tercer plan de rescate solicitado por Grecia cifrado en unos 82.000 millones de euros y para el cual se comprometió a una serie de reformas y ajustes.

 

Con este acuerdo político, el Parlamento griego deberá ahora aprobar las mayoría de las reformas y ajustes que Atenas propuso para convencer a sus socios de que le otorguen un tercer plan de rescate, precisó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

 

En cuanto se produzca ese voto, los parlamentos nacionales podrán pronunciarse sobre un mandato para que el Eurogrupo tenga una “decisión formal” que le permita continuar con la negociación.

La canciller alemana Angela Merkel avisó este lunes que Grecia y sus socios europeos aún tienen un camino “largo” y “difícil” por delante para llevar a cabo un tercer programa de rescate a Atenas.

 

Merkel aseguró hoy que el acuerdo entre los líderes de la zona euro tiene más ventajas que inconvenientes y que las exigencias a Atenas van en línea con lo pedido a España o Portugal a cambio de sus programas de ayuda.

 

“Puedo recomendar iniciar estas negociaciones (para un tercer rescate a Grecia) con toda conciencia, porque las ventajas compensan con mucho los inconvenientes”, señaló.

“El camino será largo y, a tenor de las negociaciones de esta noche, difícil”, dijo Merkel a los periodistas, después de que la zona euro acordara por unanimidad negociar un tercer programa de rescate a Atenas, tras más de 17 horas de conversaciones.

 

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, celebró una “decisión histórica” de Europa y “la valiente elección” de Tsipras.

 

“Ha sido laborioso”, añadió por su parte el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a la vez que añadió que el riesgo de un Grexit “desapareció”.

Las condiciones:

 

– 50.000 millones para venta de activos públicos:

 

Es la novedad de estas negociaciones. Europa quiere crear un fondo de 50.000 millones de euros con los activos privatizables de Grecia. Sus beneficios servirán para reducir la deuda. Se trata de un aval con pocos precedentes en Europa. Es un aval que Grecia debe entregar a cambio del tercer rescate. Si bien quedará en manos de las autoridades helenas, tendrá “la supervisión de las instituciones europeas relevantes”. Medios como El País sostienen que este punto “puede resultar difícil de asumir para Atenas”.

 

– Pensiones:

 

La Unión Europea pide “reformas de pensiones ambiciosas” y lograr déficit cero en las cuentas públicas. En la propuesta previa, Atenas aceptaba elevar la edad de jubilación a 67 años y congelar las pensiones hasta 2021. Le exigen a Tsipras que el Parlamento trate estas medidas antes del miércoles por la noche para comenzar a negociar sobre el rescate.

 

– Mercado laboral:

 

Los socios europeos exigen “revisiones rigurosas” de los acuerdos colectivos, la política industrial y los despidos masivos. Advierten que rechazarán “volver a políticas del pasado”.

 

– Sector financiero:

 

Europa pide “medidas decisivas” en los créditos que tienen riesgo de impago. El sector financiero corre serios riesgos de quiebras masivas y con ellos podría arrastrar al país. Temen que esto genere una moneda paralela y que hasta provoque la salida del euro.

 

– Privatizaciones:

 

Se piden más privatizaciones, incluida la red de energía eléctrica, resistida por Atenas. Los griegos han tratado de acordar una versión suave del fondo de privatizaciones para garantizarse el control de ese mecanismo pese a la supervisión europea.

AFP