La clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno con Ivanka Trump y un “criminal de guerra” norcoreano

Ivanka-Trump

En el palco de autoridades, mientras comenzaba la ceremonia, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in dio la mano al general norcoreano Kim Yong-chol, considerado como un “criminal de guerra” por la oposición surcoreana, a metros de Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense.

La ceremonia de clausura de la edición 23 de los Juegos Olímpicos de Invierno comenzó este domingo en el estadio olímpico de Pyeongchang.

Fuentes diplomáticas de Seúl indicaron que la dictadura comunista mostró su disposición a dialogar con Estados Unidos, aunque en la misma jornada la prensa estatal del régimen de Kim Jong-un apuntó que no se sentaría a negociar “ni en 200 años”

La delegación norcoreana que llegó para la ceremonia estuvo rodeada de un amplio despliegue de seguridad ante las protestas convocadas por esta visita.

Una fila por delante, Ivanka Trump, la hija mayor del presidente de Estados Unidos Donald Trump, saludó por su parte al presidente del Comité Olímpico Internancional, Thomas Bach.

Mientras se realizaba la ceremonia, la oficina de la presidencia surcoreana indicó que la delegación comunista expresó su “acuerdo en que los diálogos intercoreanos y las relaciones entre el Norte y Estados Unidos deberían mejorar a la par”.

No obstante, este domingo, la cadena estatal KCNA cargó contra Estados Unidos por sus críticas al régimen y a la hermana del dictador norcoreano Kim Jong-un, y afirmó que no dialogaría de forma directa con la Administración de Donald Trump “ni en 100 o 200 años“.

En la ceremonia de apertura de los Juegos, se produjo un intento fallido de encuentroentre el número dos de la Casa Blanca y Kim Yo-jong (hermana del dictador Kim Jong-un), cancelado a última hora por Pyongyang debido supuestamente a que Pence insistió en la línea dura contra el Norte durante su visita y anunció nuevas sanciones unilaterales contra el régimen.

Los Juegos-2018, bautizados como “Los Juegos de la paz“, que comenzaron el 9 de febrero, fueron escenario de un espectacular acercamiento entre Corea del Norte y Corea del Sur, que se mantienen en guerra oficialmente desde 1953.

Con más de 2.900 deportistas, 102 títulos fueron dirimidos en 16 días de competición. Al final de la ceremonia de clausura la bandera olímpica será entregada a Beijing, próxima ciudad anfitriona en 2022, reseñaron EFE y AFP