Katrina Collazo: “Lo primero que hice fue gritar su nombre, pero ella no estaba”

Katrina-Collazo

Cuando Katrina Collazo gritó el nombre de su hija de tres años al caer sobre la parte trasera de su auto el puente peatonal en construcción frente a FIU, el pasado 15 de marzo, en el suroeste de Florida, no imaginaba que a partir de ese momento estaría toda la vida agradecida de que la pequeña no la acompañara.

Se conoció de la presentación de la sexta demanda por negligencia contra las empresas constructoras del puente, la FIU y el Estado. Katrina Collazo la interpuso. Ella y su abogado creen que hubo negligencia

Collazo ha dicho a varios medios de prensa locales que su niña siempre viaja con ella, pero ese día no estaba. Eso, sin embargo, no la aparta del inmenso susto que recibió cuando la mitad de su auto quedó sepultado bajo la estructura de un puente que estaba siendo construido para salvar vidas.

La mole de 950 toneladas de peso se desplomó sobre un tramo de la concurrida Calle 8 de Miami, a la altura de la avenida 109 del suroeste de la ciudad, dejó atrapados a una decena de autos y acabó con la vida de seis personas. Collazo, por poco, no fue una de ellas.

Katrina dijo a Local 10 que conducía su Nissan SUV por la calle 8 cuando algo pesado cayó sobre el techo de su auto. El hormigón del puente peatonal de la Universidad Internacional de Florida, FIU, cayó justo unos centímetros detrás de ella y aplastó el asiento de seguridad que usa para su hija de tres años.

Se vio atrapada en medio de una nube de polvo y junto a varios autos aplastados. Entonces gritó de terror. Pensó en su hija. Sabía que, si hubiera estado en el auto, habría muerto.

La sexta demanda

Este viernes se conoció de la presentación de la sexta demanda por negligencia contra las empresas constructoras del puente, la FIU y el Estado. Katrina Collazo la interpuso, según reportes de Telemundo 51.

Collazo y su abogado Spencer Aronfeld creen que hubo negligencia al no cerrar ese tramo de la carretera al tráfico habitual mientras los obreros trabajaban en el puente.

Con el poder de esta demanda, “podemos hacer muchas cosas que no se pueden hacer de manera eficiente con las investigaciones administrativas”, dijo el abogado a Local 10.

Ellos, como los otros demandantes, esperan que las investigaciones del suceso, y las pruebas de muestras de concreto que realiza la Junta Nacional de Seguridad del Transporte en Virginia, les den finalmente la razón.

“Averiguar por qué el puente se cayó toma tiempo, pero ni tan siquiera sabemos por qué permitieron a los vehículos transitar por el lugar ni quién es responsable de la construcción, cuando cada una de las partes trata de tomar distancia del suceso”, ha dicho a DIARIO LAS AMÉRICAS el abogado criminalista Mike Williams, quien, junto a un grupo de letrados e ingenieros, mira de cerca el caso.

Mientras el tiempo pasa y las investigaciones, presuntamente avanzan, ya suman seis las demandas presentadas por sobrevivientes y familiares de las víctimas, con información de Telemundo 51

 

Compártelo: