ISIS voló la histórica mezquita Al Nuri de Mosul, conocida por su minarete inclinado

El grupo terrorista explotó el templo del siglo XII donde  el líder terroristas Abu Bakr al Bagdadi, proclamó el “califato” el 29 de junio de 2014 sobre los territorios que entonces dominaba en Siria e Irak

Las Fuerzas Antiterroristas de Irak confirmaron que el Estado islámico destrozó una joya histórica, la mezquita al Nuri de Mosul. Construida en el siglo XII, se destacaba por su minarete inclinado.

“Nuestras fuerzas estaban avanzando […] en la ciudad vieja cuando, tras haber llegado a 50 metros de la mezquita al Nuri, Dáesh (acrónimo árabe de ISIS) cometió un nuevo crimen histórico al hacer explotar la mezquita de al Nuri y la ‘Hadba'”, el minarete inclinado adyacente, declaró el general Abdulamir Yarallah en un comunicado.

La mezquita era un lugar simbólico e icónico para el grupo terrorista ya que ahí su líder, Abu Bakr al Bagdadi, proclamó el “califato” el 29 de junio de 2014 sobre los territorios que entonces dominaba en Siria e Irak.

En un comunicado de la agencia Amaq, del grupo terrorista, ISIS negó ser el responsable de derribar el sitio histórico y culpó de la explosión a la coalición internacional liderada por los EEUU.

Con su minarete inclinado, la mezquita era uno de los monumentos más famosos de la Ciudad Vieja de Mosul. Pero, además, un símbolo de la batalla del gobierno iraquí contra ISIS, que tomó el control de la ciudad en junio de 2014.

La Gran Mezquita lleva el nombre de Nur al-Din Mahmoud Zangi, un gobernante turco de Mosul y Alepo que ordenó su construcción en 1172, dos años antes de su muerte.

Nur al-Din movilizó y unificó a las fuerzas musulmanas para llevar a cabo la yihad, o guerra santa, contra los cruzados cristianos. Durante sus 28 años de gobierno, capturó Damasco y sentó las bases para el éxito de Saladino, que sirvió como su comandante en Egipto antes de fundar la dinastía Ayyubid y volver a tomar Jerusalén en 1187.

Nur al-Din también es venerado por los yihadistas por sus esfuerzos para hacer prevalecer la ortodoxia musulmana sunita sobre el chiismo.

El minarete cilíndrico, decorado con diseños iraníes y rematado con una pequeña cúpula de yeso blanco, era el gran símbolo del templo.  En el momento de su terminación, medía 45 metros, pero para el siglo XIV, el minarete ya se inclinaba significativamente y había adquirido su apodo  de “al-Hadba” (“el jorobado”).

La destrucción del monumento se produjo en el cuarto día de la ofensiva que dirige el ejército iraquí contra ISIS con el apoyo de la coalición militar liderada por Estados Unidos, en los últimos kilómetros cuadrados de la ciudad vieja donde están atrincherados los yihadistas.

La desaparición de la histórica mezquita se añade a la larga lista de monumentos históricos iraquíes destruidos por los yihadistas en Irak y en Siria desde que Abu Bakr al Baghdadi proclamara su “califato” en las zonas controladas por su grupo en esos dos países, hace tres años.

Infobae

Ya estamos en Instagram por:

https://www.instagram.com/aldiayalahora/